La de Calderón es una 'guerra cómplice', acusa el obispo Raúl Vera

viernes, 16 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El obispo de Saltillo, Raúl Vera López, aseguró que la estrategia contra el narcotráfico y el crimen organizado emprendida por el presidente Felipe Calderón se ha convertido en “una guerra cómplice” porque no ha logrado desmantelar ningún grupo criminal y sí, en cambio, ha resquebrajado al país con una espiral de muertes y de violencia. Al hablar en el homenaje que le rindió la Universidad Iberoamericana, campus Laguna por su labor a favor de los derechos humanos, Vera López afirmó que la estrategia de Calderón no enfrenta la violencia a través de la procuración de justicia en cuanto a la persecución de criminales, muchos menos toca la “columna vertebral” del crimen organizado: sus recursos económicos. Dijo que la columna vertebral del narcotráfico es el dinero, por lo cual lamentó que el gobierno de Felipe Calderón no haya tocado ese aspecto. “Se les deja íntegro; no hay persecución del lavado de dinero; no hay persecución del delito y no hay desmantelamiento” de los grupos criminales. Actualmente, dijo el obispo, México enfrenta una situación generalizada de terror y violación sistemática de los derechos humanos. Por si fuera poco, agregó, no existe una real procuración de justicia. Ninguna generación mexicana anterior había padecido y presenciado tanta muerte en el país, lamentó. En ese sentido, dijo que hoy ningún mexicano sabe qué persigue Calderón: el método elegido por el señor presidente es uno donde hasta hoy no sabemos qué busca. ¿Buscó atacar al pueblo mexicano? ¿Buscó militarizar al país para convertirnos en una muralla de contención para salvaguardar la seguridad nacional de Estados Unidos? Nos gustaría saber”. “Queremos saber qué es lo que ha buscado este régimen, por qué ha recibido armamento y por qué trae al Ejército en las calles, que es inconstitucional ¿Qué es lo que se busca? El señor presidente no ha hecho nada contra el crimen organizado. Su lucha, su guerra, aparece ya como una guerra cómplice”, agregó. Reiteró que el gobierno federal no ha logrado desmantelar ninguna red criminal; en cambio, agregó, el país se ha resquebrajado ante el crecimiento de la delincuencia y la infiltración que narcotraficantes han hecho en las fuerzas de seguridad. “Esto se refleja, además, en el terror progresivo que sufren los ciudadanos”, expresó.

Comentarios