Descarta Nuncio encuentro del Papa con víctimas de sacerdotes pederastas

lunes, 19 de marzo de 2012
LEÓN, Gto. (apro).- El nuncio del Vaticano en México, Christophe Pierre, descartó cualquier posibilidad de que Benedicto XVI se entreviste con víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes o miembros de la jerarquía católica, durante su visita al país. En contraste, grupos católicos como los Legionarios de Cristo, --cuyo fundador Marcial Maciel, cometió un sinfín de abusos en contra de jóvenes seguidores, incluido uno de sus hijos--, formarán parte de las actividades y participarán en los distintos eventos que encabece el Papa en esta gira. “No veo por qué deben ser excluidos”, señaló el nuncio en conferencia de prensa en esta ciudad. Sobre la participación de los Legionarios de Cristo, el nuncio admitió: “Son parte de la Iglesia mexicana y han participado en varios campos, y no veo por qué serían excluidos de la preparación, sea de la participación a esta gran fiesta que, como ya hemos dicho, es una fiesta mexicana.” Christophe Pierre confía en que el viaje de Benedicto al país pueda contribuir para poner fin a la violencia imperante. “Es evidente que el santo padre, como cada miembro de la Iglesia en México, pide que se termine la violencia. Eso es muy importante, y por qué no, si la venida del Papa puede ser una oportunidad para esta sociedad de encontrar un camino para que se termine esta violencia, eso sí yo lo deseo profundamente”, expresó el representante del Vaticano en México. “Pero no hay que decir que porque el Papa viene vamos a tener una tregua”, aclaró. El nuncio, además, se negó a dar detalles de los temas que tocarán el Papa y el presidente Felipe Calderón en su reunión del sábado 24 en Guanajuato capital, pues, según dijo, “será ante todo un encuentro privado” y ellos abordarán los asuntos que deseen. El arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, atajó el tema al señalar que el Papa “no vendrá a dar las tácticas para acabar” con el clima de inseguridad y violencia, sino a conversar con el presidente Felipe Calderón sobre la situación del país “que preocupa a todos”; y a dar un mensaje que sirva “para la transformación de los corazones, que nos haga más fraternos”. Incluso, el arzobispo Martín Rábago admitió que, en su opinión, el principal desafío de la visita papal es buscar que este acontecimiento “no sea efímero”, sino que deje resultados duraderos; “como lograr convertir un momento de euforia, de gran alegría, de expresión de nuestra cultura, que legítimamente vamos a tener, en un momento que cale en el corazón de la comunidad…” Interrogado sobre agenda del líder religioso, el nuncio Christophe Pierre descartó que, como ha ocurrido en otras giras, Benedicto XVI pueda reunirse con quienes han sido víctimas de la pederastia o abusos sexuales cometidos por ministros de la Iglesia católica. Sobre el líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, quien anunció su viaje a Roma para entregar estee miércoles 21 de marzo una carta dirigida al Papa, el Nuncio comentó: “Se ha ofrecido a él la posibilidad de encontrar alguien que va a recibir esta carta para que sea conocida. No me toca hacer comentarios sobre el contenido de la carta, pero yo sé que el señor (Sicilia) lo va a entregar”. El nuncio y el arzobispo Martín Rábago estuvieron acompañados en esta conferencia por el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez y por el secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el obispo Víctor René Rodríguez, quien confirmó la asistencia de todos los obispos y cardenales de México, y de representantes de toda América Latina, el Caribe, Estados Unidos y Canadá en un encuentro con Benedicto XVI el domingo 25 por la tarde en la Catedral de León. Las autoridades eclesiásticas y el gobernador de Guanajuato se unieron para pedir a la población que participe en los recorridos que efectuará el papa en vehículo descubierto por León y la capital del estado, particularmente en la bienvenida del viernes 23 desde el Aeropuerto Internacional del Bajío hasta el Colegio Miraflores, donde pernoctará en las 3 noches en que permanecerá en territorio guanajuatense. A sólo tres días de que arribe Benedicto XVI, aún no se logra reunir el número esperado de personas para conformar las vallas que se requieren para todos los recorridos que efectuará en el “papamóvil” que se encuentra en León, resguardado por el personal de seguridad del Vaticano y el Estado Mayor Presidencial. “La verdadera acogida va a ser la del pueblo mexicano, particularmente el pueblo de Guanajuato, de Silao; es una oportunidad magnífica para invitar a la gente a ir en las vallas… estoy esperando con mucha ansiedad este primer recorrido que va a ser un poco la puerta de entrada del santo padre Benedicto XVI en Guanajuato, en México, en América Latina”, dijo el nuncio.

Comentarios