Artículo 19: agentes del Estado cometen el 53.6% de las agresiones contra periodistas

martes, 20 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El penúltimo año del gobierno de Felipe Calderón –el número 11 desde que el PAN asumió la Presidencia por primavera vez-- la violencia contra periodistas se ha revelado como una “situación insostenible”, consideró Darío Ramírez, director para México y Centro América de la organización Artículo 19, dedicada a la defensa de la libertad de expresión. Al presentar el Informe 2011, “Silencio Forzado. El Estado, cómplice de la violencia contra la prensa en México”, en el Museo de la Tolerancia, Ramírez destacó que en la última década, la organización con sede en Londres, Inglaterra, registró 565 agravios contra periodistas, de las cuales 303 (53.63%) los perpetradores fueron identificados como agentes del Estado, mientras que en 77 casos (13.63%) los agresores fueron integrantes de la delincuencia organizada. Las cifras anteriores, “desmienten la versión sostenida por el presidente Felipe Calderón de atribuir a los narcotraficantes la violencia contra los periodistas”, apuntó Ramírez. Más aún, en el desglose de los datos, se confirma que ha sido durante el gobierno de Felipe Calderón, a partir de su guerra contra el narcotráfico, que las agresiones atribuidas a funcionarios públicos, se incrementaron: 303 ocurrieron de 2009 a 2011. En el informe se detalla que de esa cifra, 77 incidentes se atribuyeron a policías estatales; 36 a la Policía Federal; 37 a la Policía Municipal, y 41 a las fuerzas armadas. Las entidades con mayores registros de violencia ejercida por funcionarios públicos contra periodistas son Chihuahua (47 casos), Veracruz (33), Oaxaca (25), Chiapas (19) y el Distrito Federal (17). En 2011, las agresiones contra periodistas sumaron 172, de las cuales 11 fueron asesinatos y dos desapariciones forzadas, mientras que 17 comunicadores tuvieron que exiliarse de sus ciudades de origen ante la falta de garantías para ejercer su trabajo. Las entidades más violentas para los periodistas fueron Oaxaca con 11 denuncias; Coahuila y Chihuahua con 15 cada una; el Distrito Federal, 21; y Veracruz 29, “entidad que llama la atención porque incrementó el número de agresiones en casi 300% con respecto a 2010, cuando sólo hubo 10 agresiones”. Darío Ramírez advirtió sobre las discrepancias entre su organización y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre los números de asesinatos ocurridos de 2000 a la fecha, pues mientras para el organismo publicó que habría 76 muertos y 14 desaparecidos, para Artículo 19 la cifra es 66 y 13, respectivamente. La diferencia de cifras, explicó, “se debe a la ausencia metodológica para hacer los registros por parte de la CNDH”, pues el el organismo considera como periodistas incluso a funcionarios del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), mientras que desconoce a otros que formaban parte del gremio. En la crítica que Ramírez hizo a la CNDH refirió que para el programa de protección a periodistas, el organismo cuenta con un presupuesto superior a 5 millones de pesos, pero que este año sólo emitió 22 medidas cautelares. Al hablar de la simulación de las instituciones, agregó que en el caso de la Fiscalía Especial para la Atención a los Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), desde su creación en 2005, ha integrado 27 acciones penales y sólo ha obtenido una sentencia condenatoria. Peor aún, dijo que de 2006 a 2011 la falta de voluntad del gobierno de Felipe Calderón se ha reflejado en la caída de 72.4% en el presupuesto de la FEADLE. De 2 millones 304 mil pesos programados en el primer año de Calderón, a sólo 636 mil 740 pesos en 2011. Además, en 2010 hubo un subejercicio de 91.79%. En el caso de la Secretaría de Gobernación (Segob) responsable de la aplicación del Mecanismo de Protección a Periodistas, creado en noviembre de 2010, Darío Ramírez resaltó que con un presupuesto de 25 millones de pesos, la dependencia sólo ejerció 864 mil 311 pesos, “en una medida cautelar que se ejecutó dos meses después de que fue solicitada”. La presentación del informe –que fue interrumpido por el sismo de 7.9 grados en la escala de Richter registrado al mediodía-- estuvo acompañado de un video que reunió testimonios de periodistas y editores de periódicos que han sufrido agresiones en los últimos años, así como por el testimonio de Rosa Isela Caballero, esposa de José Antonio García Apac, director del diario Ecos de la Cuenca de Tepalcatepec, Michoacán, quien fue visto por última vez en noviembre de 2006. Tras narrar las vicisitudes por las que ha pasado la familia sin que hasta el momento se haya esclarecido el paradero de su esposo, Rosa Isela Caballero exigió en nombre de los 13 periodistas desaparecidos desde 2000, investigaciones, sanciones y reparación de daño. Por su parte, el periodista colombiano Dario Restrepo se solidarizó con sus colegas mexicanos por la violencia registrada, sobre todo con las víctimas del 53.63% de agresiones originadas “desde donde uno no lo puede esperar, los cuerpos de seguridad, que no proveen seguridad, sino amenazas, en este enfrentamiento desigual”. El periodista colombiano resaltó el contexto en el que se han registrado la mayor parte de las violaciones de derechos humanos contra periodistas, “en el de una guerra contra el narcotráfico que ha dejado 47 mil personas asesinadas”, por lo que recomendó al gremio enfrentar a “los violentos y a los corruptos”, con la unidad gremial. “Es tiempo de héroes y de mártires”, sentenció.

Comentarios