Silva Meza responde a Calderón: "queremos justicia, no abuso de poder"

miércoles, 21 de marzo de 2012
México, DF., (Apro).- El presidente de la Suprema  Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Silva Meza, respondió a las presiones del Ejecutivo para que el máximo tribunal resuelva en contra de la ciudadana francesa Florence Cassez. A unas horas de que la Primera Sala de la SCJN falle sobre el caso Cassez, Silva Meza dijo que el Poder Judicial está dispuesto “a corregir, a costo presente, las desviaciones y abusos del poder”, y pidió además “respeto a la división de poderes”. En el Poder Judicial “queremos que se haga justicia de verdad, no el abuso del poder que es el paso previo al autoritarismo”, dijo Silva Meza en alusión del discurso del pasado lunes del presidente Felipe Calderón, quien pidió a los jueces que la revisión de los procesos judiciales no sea una rendija para la impunidad. En lo que fue la más clara intervención del Ejecutivo en perspectiva del fallo de la SCJN sobre la revisión del amparo solicitado por  Cassez, condenada 60 años por secuestro, delincuencia organizada y posesión de arma de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, Calderón dijo el lunes que no sólo se deben considerar las violaciones al debido proceso, sino los derechos de las víctimas. Más aún, bajo el argumento de la impunidad, dejó en el Poder Judicial la responsabilidad sobre lo que pase con la seguridad pública en México. La respuesta del máximo representante del Poder Judicial, quien además de presidente la SCJN lo es también del Consejo de la Judicatura Federal, no tardó en llegar. Aprovechó la ceremonia del Duocentésimo Sexto aniversario del natalicio de Benito Juárez García. Frente a Calderón y los representantes del Poder Legislativo, Silva Meza dijo: “Jueces, magistrados y ministros queremos un país en el que imperen la justicia y la igualdad, no la arbitrariedad; justicia, basada en instituciones y procesos, que hagan que sea justicia de verdad; no el abuso del poder que es paso previo al autoritarismo y a la impunidad y no la creencia de que la ley puede cumplirse a capricho”. En una clara respuesta a Calderón, quien el lunes pasado salió en un acto público en defensa de su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna –principal involucrado en la detención irregular de Cassez y en la preparación del montaje televisivo sobre la captura–, el presidente de la Corte se refirió también al respeto a los derechos humanos. Pidió la construcción de “un Estado ético, limpio y justo, que no viole los derechos humanos de nadie”. La referencia de Silva Meza aludió al proyecto del ministro Arturo Zaldívar, quien propone la liberación de Cassez por las violaciones a sus derechos consulares y a la presunción de inocencia cuando fue detenida, en diciembre de 2005, por la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), encabezada entonces por García Luna. “Sacrifiquemos lo que sea necesario, los intereses personales, los intereses políticos, los intereses económicos, para así, desde la Constitución y la ley proteger y ponderar entre todos los derechos de todos”, dijo el presidente de la Corte.  

Comentarios