Promete el Papa que orará mucho más por México

LEÓN, Gto. (apro).-  Antes de retirarse a dormir, en la víspera de concluir su viaje a México y continuar su gira por Cuba, Benedicto XVI rompió el protocolo y salió a asomarse a las puertas del Colegio Miraflores, desde donde dio la bendición a cientos de personas que lo despedían con porras y música de mariachi. “A partir de ahora voy a orar mucho más” por México, anunció. Tras concluir sus actividades del día en el Parque Bicentenario y la Catedral de León, Benedicto XVI efectuó el cuarto recorrido en el “papamóvil” hasta el Colegio Miraflores, a donde entró aparentemente para descansar. Sin embargo, unos minutos después volvió a salir para dirigir un breve mensaje en italiano, que fue traducido por el nuncio del Vaticano, Christophe Pierre. “He hecho otros viajes pero nunca, nunca ha sido recibido con tanto entusiasmo… ahora puedo decir que México va a permanecer siempre en mi corazón. Puedo decir que desde hace muchos años oro por México, pero a partir de ahora, voy a orar mucho más; ahora puedo entender por qué el papa Juan Pablo II decía que se sentía un papa mexicano”, comentó. Luego de recibir un sombrero de charro que le fue colocado por unos instantes, el pontífice se despidió así: “Queridos amigos, yo me siento muy bien con ustedes, pero deben entender que mañana tengo otro viaje a Cuba, me voy a retirar pero les dejo mi bendición… buenas noches”. El mariachi, a su vez, no dejó de interpretar Cielito lindo.

Comentarios