Presume Calderón un país con menos pobres gracias a su "gobierno con rostro humano"

jueves, 29 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En lo que se supone fue la última jornada de lucimiento autorizada por la ley, hasta que concluya el proceso electoral, el presidente Felipe Calderón destinó este día a destacar “su legado” en materia social; y aseguró que por el humanismo de su gobierno, hay menos pobres hoy en México. A unas horas de que se iniciaran las campañas electorales (este 30 de marzo) para elegir a quien habrá de sustituirlo, Calderón tomó como parámetro los 11 años y cinco meses que ha gobernado el PAN: sostuvo, con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), que entre el año 2000 y el 2010, la pobreza no sólo dejó de crecer, sino que se redujo en 23%. Con una nueva concentración, que ahora implicó el acarreo de ancianos, mujeres y niños –miles de ellos que no llegaron al acto por quedar varados en el tráfico capitalino–, Calderón arengó en el Centro Banamex sobre sus acciones de gobierno que calificó de generador de oportunidades que reflejan el “rostro humano de su gobierno”. Acompañado de su esposa, Margarita Zavala –a quien destapó ayer como candidata a la Presidencia para 2018–, el titular del Ejecutivo discurrió sobre una herramienta técnica: el “Coeficiente de Gini”, que sirve para medir la desigualdad. Aunque no expuso si ésta estaba avalada por alguna fuente internacional o nacional independiente de su gobierno, afirmó que la desigualdad se redujo de 48 a 43 valores de la herramienta. Con ambas medidas, ad hoc, Calderón sostuvo que durante los gobiernos con “rostro humano” del PAN, se redujeron la pobreza y la desigualdad. “Las niñas, los niños que hoy tienen más que nunca oportunidades para aprender a convivir en paz, a nutrirse bien y dejar que sus mamás puedan ir a trabajar”, afirmó. El mandatario habló con entusiasmo de los resultados obtenidos por programas como 70 y Más, consistente en apoyos económicos a ancianos, como el implementado en su tiempo por Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México y que fue calificado por los gobiernos panistas como “populista”; o el de Estancias Infantiles, que atiende a los hijos de madres trabajadoras. También se refirió al programa Oportunidades, eje rector de su política social, que se amplió en 25% durante su administración, lo que lo convierte, dijo, en el mayor programa social de la historia de México. Concentrado ya desde hace varios días en lo que pretende que sea su trascendencia en la historia, el acto fue anunciado en la agenda oficial, El legado de la política social. Sin embargo, ya en el evento, se le impuso el nombre de Una política con rostro humano. Luego hizo amplios reconocimientos a los titulares que durante su gobierno ocuparon la secretaría de Desarrollo Social, es decir, Beatriz Zavala, Ernesto Cordero y Heriberto Félix, este último aún en el cargo y anfitrión del pretendido acto de lucimiento para Calderón. Las otras cifras En febrero, el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó su informe relativo a 2011. En contraste con las cifras alegres de Calderón, el organismo indicó que, sólo entre 2008 y 2011, la población en situación de pobreza en el país, aumentó de 44.5% a 46.2% de la población. Dicho porcentaje se traduce en 3 millones 200 mil personas que se convirtieron en pobres, tan sólo en tres años de gobierno calderonista, de acuerdo con la Coneval, un organismo público descentralizado de la administración pública federal. En 2011, un informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) permitió conocer una medición en la que se establecía que la pobreza creciente en el país, lo mantenía en el quinto lugar de los más pobres de América Latina. Un dato revelador del mismo informe: entre 2005 y 2011 –la mitad del periodo referido por el propio Calderón en su discurso de hoy–, aumentó en 16 puntos el porcentaje de la población sin posibilidad de comprar la canasta básica. El PNUD presentó apenas el lunes, su Informe sobre Competitividad Social, en el que se establece que la desigualdad social se reproduce en el mercado laboral, afectando principalmente a las mujeres y manteniendo condiciones desiguales entre la población. El 6 de diciembre, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) emitió un informe sobre la desigualdad en los países que la integran. En éste, contra el “Coeficiente Gini” que enarboló Calderón, se establece que por la brecha entre ricos y pobres, México es uno de los países más desiguales, donde los ingresos son 26 veces superiores para 10% de la población más rica respecto a 10% de la población más pobre. Sin embargo, en su evento de hoy, El legado de la política social, Calderón se ufanó de que su gobierno “se hizo responsable de los pobres”: “No sé qué hubiera sido de la gente más pobre si no hubiera tenido el apoyo solidario de la política social con rostro humano”, presumió. En su última gira antes de que inicie la veda electoral para gobiernos, Calderón se trasladó a Ixtapaluca, Estado de México, donde inauguró un hospital; por la noche acudió al Palacio de Bellas Artes a inaugurar una exposición del pintor colombiano Fernando Botero.

Comentarios