Jornada de violencia deja una decena de muertos en Michoacán y Nuevo León

miércoles, 11 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos una decena de personas murieron este miércoles en Michoacán y Nuevo León a consecuencia de la violencia presuntamente relacionada con el crimen organizado. En Tingundín, Michoacán, un enfrentamiento entre presuntos miembros del crimen organizado y elementos del Ejército dejó un saldo de cuatro supuestos criminales muertos. Los hechos sucedieron cuando los presuntos delincuentes viajaban en una Toyota Tacoma negra, modelo 2007, con placas del estado de Colima en las inmediaciones de la ranchería El Arroyo y se toparon con los militares, quienes los ultimaron. El agente segundo del Ministerio Publico Investigador, con apoyo de la Policía Ministerial, se trasladó al lugar donde fueron levantados los cadáveres de los cuatro hombres que quedaron tendidos en el interior de la camioneta, con sus armas aún empuñadas. Más tarde, el Ministerio Público dio a conocer la identidad de los presuntos criminales abatidos: Federico Fabián Guerra González, de 24 años, originario del Distrito Federal; Jorge Murataya Alacaraz, de 27 años, de Sahuayo; José Refugio Godínez Ávalos, de 29 años, también de Azuayo, y Jorge Arturo Rubio López, de 39 años y originario de Uruapan. En Monterrey, Nuevo León, un líder criminal en la plaza de Cerralvo identificado cono El Pato fue abatido la mañana de este miércoles junto con dos cómplices durante un enfrentamiento con militares. La balacera ocurrió alrededor de las 10:30 horas en una brecha conocida como Camino a la Presa Nogalitos, 100 kilómetros al norte de Monterrey, por donde los presuntos narcos circulaban a bordo de una camioneta Toyota color arena. No fueron proporcionados detalles sobre la confrontación. El Pato cayó muerto en el asiento del copiloto, uno de sus acompañantes en el del piloto y el otro fue hallado en el exterior del vehículo, a un lado de los neumáticos. En la camioneta había armas largas y cartuchos útiles. En otro hecho, en la colonia Praderas de San Juan, municipio de Juárez, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones mataron a dos presuntos delincuentes y aseguraron a 21 personas en dos casas a las que presuntamente mantenías secuestradas. Los agentes llegaron a la calle Getafe del municipio mencionado alrededor de las 13:00, donde fueron recibidos a balazos. Al repeler la agresión, los policías mataron a dos de los presuntos delincuentes y aseguraron al resto que estaba en las dos casas. En Santiago, 20 kilómetros al sur de Monterrey, fue localizado el cadáver de un hombre, quien tenía las manos atadas a la espalda, signos de tortura y balazos en cabeza y tórax. El hallazgo de produjo alrededor de las 8:00 horas en la zona comercial de Los Cabazos, a unos cien metros de la Carretera Nacional.

Comentarios