Dan formal prisión a exdirectivo de la CFE por enriquecimiento ilícito

viernes, 13 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Una juez federal dictó auto de formal prisión al exdirector de Operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Néstor Moreno Díaz, por el delito de enriquecimiento ilícito. Taissia Cruz Pacheco, titular del Juzgado Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales en el DF, determinó que la Procuraduría General de la República (PGR) ofreció pruebas suficientes para iniciarle un juicio al exfuncionario federal. Asimismo, desestimó las dos únicas pruebas de descargo que presentó Moreno Díaz: un dictamen de contabilidad y uno de grafoscopía. La PGR acusa a Moreno Díaz de malversar recursos para beneficio propio por 33 millones 99 mil 292 pesos. Con las pruebas que presentó, el exdirector de Operaciones de la CFE pretendía demostrar que sus gastos de 2001 a 2010 corresponden a sus ingresos legales; y comprobar que su firma fue falsificada en un documento de oferta, presentado para adquirir el yate “Dream Seeker”, cuya propiedad le atribuye la PGR. Moreno fue notificado del inicio de su proceso en el interior del Reclusorio Oriente, donde permanecerá para enfrentar el juicio en su contra, dentro de la causa penal 141/2011. Aun cuando el delito que se le imputa al exfuncionario no está tipificado como grave, el martes pasado la juez Cruz Pacheco rechazó otorgarle la libertad provisional bajo caución; estimó que era real el riesgo de fuga, dado que Moreno Díaz cuenta con los recursos para sustraerse de la justicia. En 2005 la transnacional suiza ABB denunció a Moreno Díaz ante la PGR de recibir sobornos a cambio de otorgar millonarios contratos de obras y tecnología. El expediente fue enviado a la reserva, sin embargo, en 2010 el caso fue reabierto luego de que en Estados Unidos salió a relucir el nombre del exfuncionario en sendas denuncias de sobornos. Moreno Díaz fue acusado de recibir un yate de 1.8 millones de dólares, un Ferrari de 297 mil dólares, una línea de crédito de 170 mil dólares y otros pagos diversos por 600 mil dólares de empresas que fueron favorecidas con contratos de electricidad. El 8 de agosto de 2010, la juez Taissia Cruz ordenó la aprehensión de Néstor Moreno, quien fue capturado por primera vez el 3 de septiembre de 2011 en el aeropuerto de Toluca, Estado de México. Sin embargo, en aquel momento, el acusado no pisó la cárcel debido a que contaba con una suspensión de amparo. Su decisión generó gran polémica y un enfrentamiento entre la PGR y el Consejo de la Judicatura Federal, debido a que la autoridad ministerial reclamó la decisión de la juez, a quien amagó con iniciarle una averiguación previa. El pasado 7 de abril, Moreno fue recapturado por la Policía Federal en Hermosillo, Sonora, donde se encontraba escondido en un rancho.

Comentarios