Hacen "limpia" a Peña Nieto; ofrece revisar estrategia antinarco

sábado, 14 de abril de 2012
POZA RICA, Ver. (apro).- En la segunda parte de su gira por el norte de Veracruz, región dominada por la violencia del cártel de Los Zetas, el candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, se comprometió a “reajustar la estrategia” de combate al crimen organizado, a mantener la presencia de las fuerzas armadas y, de paso, también protagonizó una ceremonia de “limpia” en Papantla donde le pidieron acabar con “los tambores de guerra”. Ante la presencia de representantes de 14 etnias de la región de Papantla, Peña Nieto asistió al ritual de la “Piedra del Poder” en el parque El Principio. Ahí fue recibido por Juan Simbrón, en la “Casa de los Abuelos”. Simbrón, brujo mayor de esta zona, le dijo que lo iban a apoyar, siempre y cuando se comprometa a acabar con “los tambores de guerra”. A Peña Nieto le colocaron un collar de bugambilias y le entregaron un bastón de mando. El aspirante presidencial priista se comprometió a conocer y respetar las tradiciones de todas las etnias y grupos indígenas del país. Al término, acompañado por su comitiva y su esposa Angélica Rivera, observó la ceremonia de los voladores de Papantla. En la comida organizada ante poco más de mil representantes de empresarios, organizaciones civiles, petroleros e integrantes del sindicato magisterial, en Poza Rica, Peña Nieto se comprometió a emprender acciones en materia de seguridad para que el país dé otra cara al mundo y que no sea conocido como una nación violenta. El exgobernador mexiquense deslizó una tímida crítica a la actual estrategia de combate a la lucha contra el crimen organizado y se comprometió a “reajustar” la política emprendida durante la administración del panista Felipe Calderón. “Que nadie ponga en duda y menos cuestione lo que es obligación del Estado mexicano, que es combatir al crimen organizado. Lo que sí está sujeto a discusión y debate es la forma de emprender la estrategia y hacer frente al crimen organizado para lograr la eficiencia y los resultados que los mexicanos esperan”, afirmó Peña Nieto. “Me comprometo a mantener esta política de combate frontal desde el gobierno federal, pero también de reajustar la estrategia para que devolvamos la paz a la que el Estado está obligado cada día”, abundó el aspirante presidencial. Peña Nieto, en compañía del gobernador priista Javier Duarte, consideró que las fuerzas armadas no deben retirarse “hasta que existan condiciones de seguridad”. “Veracruz no es la excepción, pues se ha visto inmerso un escenario de inseguridad”, señaló el priista al hacer referencia a la ola de violencia que se ha desatado en esta entidad del Golfo de México, donde la presencia de Los Zetas se ha incrementado en los últimos años. Firmó ante notario público un nuevo compromiso para terminar la construcción de la autopista Cardel-Poza Rica.

Comentarios