Propuestas de candidatos son poco claras y superficiales, critican expertos

miércoles, 18 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- “Los candidatos no hacen plataformas políticas para gobernar, sino para ganar las elecciones. En general sus documentos son poco claros, poco específicos y superficiales. No contienen un análisis de la situación real del país”, afirmó Arturo Alvarado, sociólogo investigador de El Colegio de México (Colmex). Con él, coincidieron los investigadores Lorenzo Meyer, Carlos Elizondo, Willibald Sonniettner y Roberto Blancarte, durante el seminario denominado 2012, año de elecciones, año de reflexiones, efectuado este miércoles en el Colmex. Ahí, Manuel Camacho Solís, por el PRD; Daniel Hernández, del PAN; y Marco Antonio Bernal, del PRI, expusieron las propuestas de gobierno de sus partidos. “Tenemos más de 100 mil elementos del Ejército ejerciendo labores de seguridad preventivas y los candidatos no saben qué hacer con ellos. Ello nos llevará a una crisis más profunda”, advirtió Arturo Alvarado, especialista en temas de seguridad. Señaló que los candidatos como la panista Josefina Vázquez Mota, el perredista Andrés Manuel López Obrador y el priista Enrique Peña Nieto, dentro del tema de política exterior, omiten hablar acerca del Plan Mérida y sobre el papel que Estados Unidos juega en el narcotráfico; ni hacen propuestas para los países de Centroamérica para controlar el problema del crimen organizado. Para Roberto Blancarte, especialista en temas religiosos, en sus plataformas, los tres candidatos hablan de un Estado laico, sin embargo, Vázquez Mota ejerce una laicidad claramente “colaboracionista” con la Iglesia católica, mientras que López Obrador y Peña Nieto, ejercen una laicidad “pragmática”, poco clara. Hizo énfasis en que el candidato perredista, a pesar de no profesar la religión católica, realiza una campaña llena de símbolos religiosos, puso como ejemplo su agrupación Morena, en clara referencia a la Virgen de Guadalupe o bien, sus mensajes de la república amorosa. El candidato se ha situado en un “panteísmo acomodaticio”.

Comentarios