Reedita el PAN 'campaña negra' de 2006, denuncia el PRI

miércoles, 18 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El PRI reconoció hoy que la guerra sucia emprendida por el PAN en contra de Enrique Peña Nieto tendrá consecuencias, aunque no necesariamente en el resultado de la elección, sino en la división que causa entre los mexicanos. “Lo que nos preocupa es el efecto que provoca esta guerra, lo vimos hace seis años, dividió al país. Las complicaciones que tuvo el actual presidente de la República para su toma de posesión, la toma de (la avenida) Reforma, fue producto de esta división que generó esta campaña negra que hoy pretenden reeditar”, dijo el vocero Eduardo Sánchez. Según él, el PRI tiene la certeza absoluta de que regresará al poder, lo que no quiere, es subrayó, gobernar un país dividido. “Nosotros asumimos con absoluta conciencia, la enorme posibilidad que tenemos de ser gobierno, a partir del 1 de diciembre, y desde luego un país dividido complicaría muchísimo la gobernabilidad”, reiteró. Más aún, Eduardo Sánchez advirtió que “nosotros no vamos a abonar en un tiradero que después nosotros como gobierno vamos a tener que recoger. Esa es la parte que nos preocupa de la guerra sucia”. Sin embargo, lo que no aceptó públicamente fue que la “guerra sucia” puesta en marcha por el PAN en 2006 contra Andrés Manuel López Obrador fue un elemento fundamental para impedir que la izquierda ocupara la Presidencia, como algunos analistas políticos destacaron en su momento. Por lo pronto, el PRI dijo que para contrarrestar los efectos de la “guerra sucia” panista, en la que se acusa de “mentiroso” a Peña Nieto por incumplir compromisos de campaña en el Estado de México, lanzó el sitio www.peñasicumple.com, a través del cual se busca limpiar la imagen del candidato presidencial. En esa página de Internet también se da cuenta de los 608 compromisos que ofreció el entonces candidato al gobierno mexiquense, hace seis años, así como los nombres de los notarios que certificaron las obras y, finalmente, un comparativo con el que se busca desmentir los señalamientos de Acción Nacional.

Comentarios