Sin precedentes: Corte remueve a diputado jalisciense por desacato y ordena consignarlo

jueves, 19 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En un hecho sin precedentes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó hoy separar definitivamente de su cargo al diputado panista del Congreso de Jalisco, Gustavo Macías Zambrano, y ordenó su consignación ante un juez federal por desacatar una suspensión judicial. Esta es la primera ocasión en que la Suprema Corte de Justicia despoja de su fuero constitucional a un legislador y lo remueve de su cargo. Los ministros de la Corte consideraron que como presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Jalisco, Macías Zambrano es responsable del desacato en que incurrieron los diputados locales al nombrar a cuatro magistrados del Supremo Tribunal de Justicia Estatal (STJE) en agosto del año pasado. El 23 de agosto de 2011, con 36 votos, el Congreso de Jalisco aprobó el nombramiento de cuatro magistrados: José León Valle, Elsa Navarro Hernández, José Juan Soltero Meza y Ramón Ramírez Hernández. No obstante, la SCJN ordenó al Congreso que suspendiera los nombramientos mediante una resolución enviada al propio legislativo jalisciense. Macías Zambrano, quien es presidente de la Mesa Directiva del Congreso, argumentó que el aviso llegó tarde. En realidad, dicha resolución llegó a tiempo pero se quedó en la Oficialía de Partes y de acuerdo con la resolución de la Corte, eso era suficiente para que el pleno del Poder Legislativo se diera por enterado oficialmente. Tras dos semanas de discusión, el pleno de la Corte refrendó su posición de dejar sin efecto el nombramiento de los cuatro magistrados del Supremo Tribunal de Justicia Estatal (TSJE), quienes deberán dejar sus cargos. Los magistrados determinaron que el Congreso jalisciense violó la suspensión otorgada en la controversia constitucional 90/2011, que ordenaba no designar ni tomar protesta a magistrados del Supremo Tribunal de Justicia de esa entidad, hasta que se dictara sentencia definitiva en la citada controversia. Debido a que el Congreso tomó protesta a los magistrados, la SCJN determinó la responsabilidad constitucional de Macías Zambrano, por lo que ordenó su separación definitiva del cargo de diputado y resolvió su consignación inmediata ante el juez de Distrito en Materia Penal en turno en el estado de Jalisco. Macías Zambrano fue declarado culpable de desacato de una suspensión dictada por el ministro Sergio Valls, que impedía se nombraran magistrados del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) e integrantes del Consejo de la Judicatura de Jalisco. El 23 de agosto pasado, por unanimidad de las cuatro fracciones parlamentarias que conforman la LIX Legislatura local (PRI, PAN, PRD Y PVEM) designaron a cinco magistrados y a media docena de consejeros de la Judicatura con el objeto de ganar posiciones, pese a que, en su mayoría, no era tiempo todavía de designarlos, pero aun así lo hicieron y les tomaron protesta el mismo día. Así fue que, mediante un arreglo político, los coordinadores de los distintos partidos acordaron repartirse una magistratura en el Tribunal de lo Administrativo, cuatro magistraturas de nueva creación en el STJ, de acuerdo con un modificación constitucional que fue impugnada por el Poder Ejecutivo mediante la controversia número 90/2011, y tres magistrados numerarios para suplir, cuando decidieran renunciar a quienes rebasan más de 70 años pero que se niegan a dejar el puesto y que, por lo mismo, promovieron la controversia constitucional 87/2011. La SCJN dio curso a ambas controversias, la 87/2011 promovida por el STJ que pedía la destitución de los 37 diputados que votaron por las designaciones, y la 90/2011, y el 23 de agosto notificó, en tiempo y forma la suspensión. No obstante la resolución de la Corte, los diputados realizaron ese día una sesión vespertina que terminó después de las 20 horas. Después dirían, en descarga propia y todos los responsables de la coordinación y de la Mesa Directiva al unísono, que no fueron enterados a tiempo de la orden del SCJN. Los coordinadores parlamentarios Roberto Marrufo, del PRI; José María Martínez, del PAN; Raúl Vargas López, del PRD; y el ecologista Enrique Aubry ya habían hecho jugadas similares de reparto de posiciones y puestos, como ocurrió en la conformación del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana y en la Comisión de Derechos Humanos, aparte de la ampliación de plazas hacia el interior del Congreso. Dichas maniobras pasaron sin más complicaciones que las críticas en los medios de comunicación. Sin embargo, ahora fueron frenados por la Suprema Corte, aunque el único que pagará las consecuencias es Macías Zambrano, porque entonces era el presidente del Congreso, aun cuando la petición de destitución era en contra de los 37 de los 39 diputados que votaron a favor de los cambios. Hoy, 10 ministros votaron por que se destituyera del cargo a Macías Zambrano y, por ende quedará sin fuero para que enfrente un proceso en su contra ante un juez penal federal. Gustavo Macías ha asegurado que es “un chivo expiatorio” por un “problema entre poderes”, y ha insistido en que no tuvo conocimiento del mandato de la SCJN. Macías, expresidente municipal de Tequila y quien ya ha sido diputado federal, ahora aspiraba de nuevo por su partido el PAN a otra diputación. Sin embargo, no sólo quedará sin posibilidades de serlo, sino que podría ir a parar a la cárcel, pese a que sus compañeros del Congreso aleguen que no hay delito a perseguir “porque no fueron enterados a tiempo”.

Comentarios