Dictan 25 años de cárcel a Benjamín Arellano Félix

lunes, 2 de abril de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Bejamín Arellano Félix, exjefe del cártel de Tijuana, fue sentenciado hoy a 25 años de prisión por los delitos de lavado de dinero y asociación para delinquir. "Hoy es el día en que Arellano Félix debe pagar sus cuentas", dijo el juez de San Diego al rendir su veredicto en el juicio iniciado contra uno de los caudillos del narcotráfico más poderosos de los años '90, a través de cuya organización logró introducir toneladas de droga mexicana y colombiana a Estados Unidos. El clan de los Arellano Félix inspiró incluso al cineasta Steven Soderbergh a filmar la película Traffic. En un acuerdo con la fiscalía, el pasado 4 de enero, Arellano Félix se declaró culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación para delinquir. "Arellano Félix dirigió la organización criminal más violenta en esta parte del mundo durante dos décadas", dijo en ese momento la fiscal federal del Distrito Sur de California, Laura Duffy. "La declaración de culpabilidad marca el fin de su reinado de muerte, tortura y corrupción, y envía un mensaje claro a los líderes narcotraficantes que operan hoy en México", añadió. Arellano Félix fue detenido en México 2002 y extraditado a Estados Unidos en abril del año pasado. Actualmente, el cartel de Tijuana -o Cártel Arellano Félix (CAF)- es una de las siete mayores organizaciones criminales que actúan en México, pero en los últimos años se ha debilitado por la detención de varios de los hermanos que conforman el clan.   Nuevo líder Gracias a la protección de la policía y a su habilidad para tejer alianzas con el cártel de Sinaloa y La Familia Michoacana, Luis Fernando Sánchez Arellano, el más importante operador del clan de los Arellano Félix, intenta consolidar a la organización fundada por sus tíos en la década de los ochenta en Tijuana, Baja california. Sánchez Arellano, de 34 años, es conocido como El Ingeniero o El Alineador. Se inició en el cártel de Tijuana desde 2002. Hoy, su poder se extiende a 10 estados; incluso tiene un corrido que lo define como habilidoso y matón. La Procuraduría General de la República (PGR), por su parte, ofrece 30 millones de pesos a quien aporte datos para su detención. Líder de la nueva generación de una de las organizaciones más poderosas del continente, El Ingeniero viaja con frecuencia a Monterrey y Guadalajara, aunque también se le ha visto en las ciudades californianas de Los Ángeles, Beverly Hills y Poway. Hasta ahora nadie lo ha molestado, pues de acuerdo con especialistas de la región la policía de Baja California le brinda protección a él y a los sicarios que lo rodean. Luis Fernando estuvo a punto de ser detenido el 26 de octubre de 2008, cuando fue capturado su tío Eduardo Arellano Félix, El Doctor.  

Comentarios