Tráfico de armas, motor de la narcoviolencia en México: Calderón

lunes, 2 de abril de 2012
WASHINGTON (apro).- La responsabilidad de que en México se haya disparado el número de homicidios –más de 50 mil-- recae en la “súbita disponibilidad” de armas de fuego procedentes de Estados Unidos que circulan en México, así como en la ausencia de mecanismos para regular la venta de las mismas en la Unión Americana, aseguró aquí el presidente Felipe Calderón. En el marco de la Cumbre de Líderes de América del Norte (CLAN), que encabezó en la Casa Blanca el presidente Barack Obama, Calderón responsabilizo al tráfico ilegal de armas estadunidense de ser el motor de la narcoviolencia. “Cuando hay rápida disponibilidad de armas se da un aumento de la violencia y suben los números de homicidios”, subrayó el Ejecutivo mexicano durante una conferencia de prensa conjunta con Obama y Stephen Harper, el primer ministro de Canadá. Además, aseguró que la violencia en México comenzó a elevarse desde el año 2004, cuando en Estados Unidos expiró una ley que regulaba y prohibía la venta de armas automáticas y semiautomáticas. “Si no contamos con los mecanismos que prohíban la venta de armas automáticas, como los que había en los años noventa, por lo menos para las armas asalto, nunca vamos a poder detener la violencia en México”, acotó Calderón. El presidente estadunidense Barack Obama, anfitrión de la CLAN, reconoció la dificultad que implica el detener el tráfico de armas a México, pero no se comprometió a cumplir con el pedido de Calderón para promover una regulación que prohíba el armamento automático o semiautomático. “Es una tarea difícil, pero es una que debemos tomar con mucha seriedad. Continuaremos coordinándonos con el gobierno de México porque reconocemos el precio que tienen que pagar las familias de individuos inocentes”, dijo Obama. En la conferencia de prensa, celebrada en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, después de que a puerta cerrada Obama, Calderón y Harper abordaran los temas de la agenda de la CLAN, el tema de la seguridad ciudadana fue también abordado a nivel regional. En ese sentido, los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México se comprometieron a respaldar a los países centroamericanos para contener el problema de la narcoviolencia. Obama, Calderón y Harper destacaron que en este momento la región de Centroamérica es la más necesitada de ayuda para enfrentar al crimen organizado. En la CLAN, los tres gobiernos abordaron los temas de comercio, competitividad, energía, medio ambiente, cooperación regional, creación de empleos y fortalecimiento al desarrollo económico. En un comunicado conjunto, las tres naciones norteamericanas determinaron seguir luchando a favor de los objetivos comunes, además de mantener abierto el diálogo y el intercambio de información.

Comentarios