Mueren un policía y dos civiles tras explosión de granada

jueves, 26 de abril de 2012
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P., (apro).- Un policía municipal de Villa de Reyes  y dos civiles murieron a consecuencia de la explosión de una granada en el interior del domicilio de un agente de la Policía Ministerial de estado, ubicado en dicho municipio. De acuerdo con una primera versión proporcionada por el elemento de la Ministerial, Sabás Santiago, la granada estalló cuando una de las víctimas la manipuló al encontrarse en estado de ebriedad en el interior de su vivienda. El agente sufrió varias heridas en diversas partes del cuerpo por las esquirlas de la granada de fragmentación. La onda expansiva hizo que se se impactara en el automóvil que tenía en la cochera de su vivienda. La Secretaría de Seguridad Pública de San Luis Potosí informó que la explosión ocurrió en los primeros minutos de hoy. Las víctimas fueron identificadas como Francisco Martínez Segura, de 29 años, quien se desempeñaba como policía preventivo de Villa de Reyes, así como los hermanos Alejandro y Antonio Banda Gómez, de 33 y 22 años, vecinos de dicho municipio. El agente Ministerial declaró que contrató los servicios de Alejandro Banda para que hiciera unos trabajos de pintura y albañilería en su vivienda, ubicada en la calle Manantial del Fraccionamiento Villa de Reyes. Supuestamente, el hombre estuvo en la casa trabajando entre las ocho y las diez de la noche del miércoles, tiempo en el cual el ministerial salió del domicilio. Cuando volvió, lo encontró bebiendo. Unos minutos después llegó Antonio para ayudarle a su hermano a hacer el trabajo acordado. Posteriormente, llegó el policía preventivo, quien iba a reunirse con el ministerial. Según este testimonio, pasaba de la medianoche cuando el agente se dio cuenta de que Alejandro Banda tenía en sus manos una granada de fragmentación, a la que le quitó el seguro al tiempo que advirtió que era hora de morir, así que optó por correr hacia la puerta de su casa, momento en que el artefacto hizo explosión y fue lanzado hacia la cochera. La SSP no dio más datos sobre la posesión de la granada y las circunstancias en que ésta “apareció” en la casa del policía ministerial del estado.

Comentarios