Identifican a "El Quemado" por quemaduras en rostro y cuerpo y el grabado en su arma

jueves, 5 de abril de 2012
MÉXICO D.F. (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó hoy la muerte de Francisco Medina Mejía, El Quemado, a quien se le atribuye la autoría intelectual del ataque al Casino Royale en Monterrey, Nuevo León, donde perdieron la vida 52 personas. En un comunicado, la dependencia precisó que el presunto integrante de Los Zetas perdió la vida durante un enfrentamiento, cuando personal militar realizaba reconocimientos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sobre la carretera hacia Piedras Negras, Coahuila. Al repeler los militares una agresión, fallecieron en el lugar cuatro individuos y se aseguraron ocho armas largas, un lanzacohetes y dos vehículos. Una de las víctimas tenía cicatrices por quemaduras en rostro, brazo y diversas partes del cuerpo; además, portaba un arma grabada con la siguiente inscripción: “Quemado”. Con base en ese dato, las autoridades federales realzaron un análisis fotográfico y de señas particulares del cadáver lo que los llevó a concluir que se trataba de Francisco Medina Mejía, y que tenía cuentas pendientes con la justicia por diversos delitos, entre ellos el incendio al casino Royale. Según la Sedena, El Quemado se inició dentro de la organización criminal Los Zetas en la venta y el trasiego de droga hacia los Estados Unidos. Asimismo, era conocido por la extrema violencia con la que actuaba y era considerado uno de los colaboradores más cercanos de Miguel Ángel Treviño Morales, El 40. Este último es un exmilitar que desertó del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) del Ejército. Fue entrenado en los Estados Unidos y recibió entrenamiento de elite que incluyó manejo de armas sofisticadas y trabajo de inteligencia, comunicaciones, emboscada y contrainsurgencia. Miguel Treviño es buscado en México y Estados Unidos por homicidio y tráfico de drogas. En cambio, El Quermado fue jefe de plaza de Los Zetas en Saltillo, Coahuila, en 2010 y un año más tarde se desempeñó como encargado de las actividades delictivas para dicho grupo criminal en Nuevo León así como en Nuevo Laredo, Tamaulipas, de donde era originario. Medina Mejía es señalado como autor intelectual de la agresión a las instalaciones del Casino Royale en Monterrey, donde perdieron la vida 54 personas, ya que presuntamente ordenó a Baltasar Saucedo Estrada, El Mataperros realizar esa acción. También se le responsabiliza de la ejecución del general retirado realizar Manuel Farfán Carriola, el 2 de febrero de 2011. En ese entonces, el mando castrense se desempeñaba como director de Seguridad Pública de Nuevo Laredo.

Comentarios