Ahora es Beatriz Paredes quien se dice 'distinta'

viernes, 11 de mayo de 2012 · 18:42
MÉXICO, D.F. (apro).- El auditorio Adrián Gilbert de la Universidad La Salle fue parcialmente cubierto con un telón negro, con el que se buscaba ocultar la falta de convocatoria. Pasadas las 9:00 horas apareció, entre flashes y reflectores, la candidata del PRI a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Beatriz Paredes, bajando la escalinata rumbo al escenario. Treinta y cinco minutos tomó la aspirante priista para presentar sus propuestas ante un aproximado de 200 asistentes, antes de aceptar preguntas de los estudiantes. En el encuentro, Paredes habló de las divergencias centrales que la distinguen de los otros candidatos. La mayor diferencia, sostuvo, insinuando una imputación, es no pertenecer a ninguna mafia. “Lo que más me hace distinta de las otras candidatas y el candidato es que no estoy ligada a ninguna mafia, para mí la ciudad no es un botín”, buscó deslindarse. Eso es crucial, añadió, “para poder tomar las medidas que se necesitan en esta ciudad, enérgicas en muchos aspectos; el que ninguna pandillita te haya ayudado a ganar una elección interna o a competir. Es fundamental poder transitar tomando decisiones con absoluta libertad”. En el mismo tenor, insinuando sin señalar actos corruptos del actual capitalino, la exgobernadora de Tlaxcala habló de prácticas que piensa cambiar: “Vigilar que las licitaciones sobre obras se publiciten suficientemente y se presenten ante la ciudadanía los plazos de término de las obras. Porque hay obras que uno ve cuando empiezan, continúan, continúan y continúan, y la gente no sabe cuándo van a acabar”, acusó. Y agregó: “Se destrozan varias áreas de la ciudad. Y lo malo no es sólo que no se cumpla con el programa de obras, sino que, cada vez que hay una ampliación, se destinan recursos que ya no se tienen que licitar, y no queda claro en dónde y por qué esa obra se amplió de costo”. Como una medida paralela, la también abanderada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se comprometió a impulsar que los funcionarios públicos de primer nivel presenten su declaración patrimonial cada seis meses y que, además, se difunda ese registro de bienes.

Comentarios