Exigen en Guanajuato aclarar crimen de Regina Martínez

sábado, 12 de mayo de 2012
GUANAJUATO, Gto. (apro).- A 14 días del asesinato de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez, periodistas e integrantes de la sociedad civil se reunieron ante el Monumento a la Paz, en el centro de la ciudad, para exigir el esclarecimiento de su muerte y el respeto al ejercicio de la libertad de prensa. Jóvenes universitarios, académicos, periodistas, cronistas y trovadores tomaron la palabra en una velada efectuada este mediodía ante la Estatua de la Paz, una escultura porfiriana que domina la plaza principal de la ciudad, para solidarizarse con el gremio periodístico y recordar que el asesinato de Regina Martínez continúa sin ser resuelto por las autoridades, impune. En el acto se desplegaron mantas con las leyendas “No más sangre”, “No podrán silenciarnos a todos” y “Por tu derecho a saber y mi derecho a informar”. Alfredo, joven estudiante de preparatoria en la Universidad de Guanajuato, recordó la frase de Práxedis Guerrero, “prefiero morir de pie que vivir de rodillas”, para luego aseverar que los periodistas asesinados en el ejercicio de la profesión “murieron de pie”; reclamó a una sociedad que se ha acostumbrado a quedarse callada. “Estamos acostumbrados a vivir en un país donde nos obligan a estar ciegos. Un país donde al valiente que ve y manifiesta la verdad es callado con un cierre, un cierre de plomo… habitamos en país “donde nadie ve nada”, “nadie dice nada”, “nadie escucha nada” y para colmo, el gobierno también está sordo”. Ulises, otro estudiante preparatoriano, cantó un rap que escribió a propósito del evento: “Disparos de silencio a las conciencias libres. No son líderes, son títeres de interés redituable. Que quede impune e inmune la muerte de tanta gente es lamentable. En nuestro país el miedo es el medio predilecto para controlar. Quien denunció su proceder sucio pagó el precio establecido. Detesto el modo diestro en que estos acomodados tienen al pueblo controlado, callado y secuestrado. Se censura a quien piensa con afán de progresar. Más que hablar hay que hablar y gestionar la emancipación. Escribo por obvio olvido que tiene hundido al pueblo de una gran nación. Mi preocupación está latente, represento la voz del estudiante”. En la Plaza de la Paz se escucharon las palabras del analista José Argueta, el académico universitario Luis Miguel Rionda Ramírez, el cronista Eliazar Velázquez y de Guillermo Velázquez, trovador y director de los huapangueros Leones de la Sierra de Xichú. “El asesinato de reporteros es muy grave y a todos debería de preocuparnos porque su actividad está relacionada con la libertad de expresión, una libertad a la que, en estos casos, se le tapa la boca con sangre”, dijo el profesor Rionda Ramírez. Eliazar Velázquez, articulista del periódico Correo de Guanajuato, habló del sentimiento de indignación y dolor profundo que reunió a periodistas y sociedad. “Pero también, cómo justificar nosotros los ciudadanos tanto silencio, tanta resignación…”. En el cierre de lo que fue un memorial por los más de 80 periodistas asesinados en la última década –de acuerdo a los reportes de organismos internacionales como Reporteros Sin Fronteras que hoy alertan sobre la crisis de seguridad para el periodismo en México, y particularmente en Veracruz– Guillermo Velázquez apeló a la memoria de los presentes para no olvidar los asesinatos de periodistas como Yolanda Ordaz y Regina Martínez, ocurridos en Veracruz, considerado hoy por la organización internacional Article 19 como el más peligroso en México para ejercer el periodismo. “¿Cómo no nos van a doler, si hay lágrimas por doquier? Si el gobierno sigue inerte, torpe, inmóvil…vida y justicia queremos, ¡basta de dolor y muerte”, fueron algunos de los versos que leyó el trovador. Al final del evento, una fotografía de la periodista Regina Martínez y un ramo de flores quedaron al pie de la Estatua de la Paz.

Comentarios