Alianza "antizeta", origen de masacre en Cadereyta: Segob

lunes, 14 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Poiré, manifestó que los 49 cadáveres degollados y sin extremidades hallados la madrugada del domingo en Cadereyta, Nuevo León, son resultado de la disputa territorial entre los cárteles de Los Zetas y el Golfo, este último aliado del cártel del Pacífico. En conferencia de prensa, el funcionario federal no identificó a ninguna de las agrupaciones delictivas como responsable de la masacre y tampoco quiso establecer una hipótesis sobre quiénes pudieran ser las víctimas porque –argumentó-- los cadáveres siguen sin ser identificados. Poiré no respondió si las personas asesinadas fueron elegidas al azar, como se ha rumorado, y no se aventuró a dar una explicación de qué mensaje podría estar implícito en el macabro hallazgo. Explicó que la violencia en Nuevo León se recrudeció por la ruptura original entre los cárteles del Golfo y Los Zetas, así como por la nueva alianza entre los primeros con el cártel del Pacífico, en su intento por quedarse con los negocios y las plazas. La disputa, dijo, se ha reflejado en el noreste, pacífico y norte del país. El gobierno de Felipe Calderón, agregó, hace una “condena generalizada” por estos asesinatos, que calificó como episodios “cruentos”, “terribles”, “horribles” y de “violencia irracional”. Además, convocó a crear un frente común de todos los mexicanos para hacerles confrontarlos. Con la misma retórica usada a lo largo del sexenio calderonista, Poiré señaló que el gobierno federal no bajará la guardia en su lucha contra el crimen organizado y que la fórmula para disminuir la violencia no consiste en dejar de perseguir a los violentos. Cuestionado, una vez más, sobre si la estrategia gubernamental de perseguir con militares y policías federales a los delincuentes, de manera indiscriminada, abriendo frentes de batalla por todo el país, no atiza la violencia, respondió: “Los responsables de la violencia son únicamente los delincuentes”. Al preguntarle si ya habían identificado a las 18 personas decapitadas que fueron encontradas la semana pasada en Jalisco, Poiré respondió que siguen en el proceso de identificación. En defensa de la estrategia calderonista, manifestó que, con la persecución de las bandas criminales (dijo que 22 cabecillas han sido encarcelados), sumado a la investigación, depuración de las policías locales y recomposición del tejido social, la estrategia dará buenos resultados. El secretario explicó que los convenios que Gobernación ha firmado con los estados, además de la instrumentación del “Operativo Morelos Seguro”, son resultado de peticiones de auxilio de los gobiernos locales para que se siga combatiendo la inseguridad en sus entidades, y para acelerar la depuración de las policías.

Comentarios