Liberan a 10 estudiantes detenidos por disturbios en Michoacán

lunes, 14 de mayo de 2012
MORELIA, Mich. (apro).- Cerca de las 18:50 de este lunes salieron del penal de Mil Cumbres los diez integrantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL), después de haber permanecido recluidos por 15 días. Los liberados son Patricio Sosa Guzmán, José Guadalupe Rojas Paredes, Javier Francisco Durán García, Isidro Nava León, Juan Carlos Mendoza Cárdenas, Isaías Cruz Hernández, José Juan Granados Medina, Martín Vargas Nicolás, Adolfo Matamoros Salgado y Ramsés Maciel Merino Victoria, estudiantes de la Universidad Michoacana y moradores de la Casa del Estudiante “Nicolaíta”. Previo a ello, el gobernador Fausto Figueroa Vallejo había anticipado en rueda de prensa la liberación de los 10 estudiantes de la CUL, retenidos en el penal de Mil Cumbres por el delito de daño agravado, luego de los violentos sucesos registrados el 28 y 29 de abril pasado en el Centro Histórico de esta ciudad. En los patios de Casa de Gobierno, después de sostener una reunión con autoridades de la Universidad Michoacana de San Nicolàs de Hidalgo, autoridades del municipio de Morelia y representantes de la iniciativa privada, tomó la decisión de excarcelar a los universitarios. Ante el alcalde de Morelia, Manuel Nocetti Tiznado, y representantes de los sectores empresariales y sindicales de la entidad, Vallejo Figuera dio instrucciones al procurador Plácido Torres Pineda para que por revisara la situación jurídica de los detenidos y buscara los medios legales para su liberación, con el compromiso de que, en adelante, moderarán su conducta y acatarán la ley. Vallejo sotuvo que no se podía negar una oportunidad a los jóvenes nicolaitas, sobre todo cuando nadie salió lastimado tras los hechos ocurridos en días pasados. Sin embargo, fue enfático al señalar que, en caso de de reincidir en este tipo de conductas que en nada abonan al desarrollo y bienestar de la entidad, “se aplicará la ley con mucha más firmeza”. Abundó: “Ratificamos el compromiso de respetar todo tipo de manifestación que se haga, pero ésta siempre debe hacerse dentro del marco del respeto a la sociedad, a los demás y desde luego a la ley”. El rector Salvador Jara Guerrero destacó que, de acuerdo con expertos, durante el conflicto no se violentó la autonomía universitaria. Aclaró que ésta no implica extraterritorialidad ni que se puedan cometer delitos a nombre de la universidad o esconderse dentro de ella. Porfirio Barbosa Rodríguez, presidente de la Sociedad de Nicolaitas exalumnos de la UMSNH, reconoció que durante muchos años la ciudad de Morelia ha sido rehén de este tipo de manifestaciones, por lo que solicitó a Vallejo Figueroa que, con base en sus atribuciones, revisara el proceso jurídico iniciado en contra de los diez jóvenes y, de no existir obstáculo alguno, fuesen liberados. La comunidad nicalaita, dijo, se compromete a cubrir los daños materiales ocasionados en aquel momento. En el mismo tenor se pronunciaron, el presidente de la Canaco Morelia, José Maldonado López, y el secretario general de la CTM, Rafael López Hernández.

Comentarios