"Ningún ser humano es ilegal": activistas al abordar tren de indocumentados

miércoles, 16 de mayo de 2012
APIZACO, Tlax. (apro).- Un grupo de activistas y defensores de los derechos humanos abordó este mediodía el tren llamado La bestia, como una forma de denunciar los abusos y peligros que corren los migrantes mexicanos y centroamericanos en su recorrido hacia la frontera norte. Tal como lo hacen los indocumentados, en la estación ferroviaria de esta ciudad, alrededor de 40 activistas se subieron al techo de los vagones de La bestia, para acompañar a los viajeros hasta Lechería, Estado de México. Llevaban carteles y mantas en las que se leía: “No más secuestros” y “Ningún ser humano es ilegal”. El próximo jueves 17, los integrantes de agrupaciones defensoras de los derechos de migrantes y activistas de albergues volverán a subirse al tren, en el trayecto de Lechería a Tequisquiapan, Querétaro, y el viernes 18 lo harán de Tequisquiapan a Irapuato, Guanajuato. Una de las demandas de esta protesta es que las autoridades investiguen “con protocolos internacionales” la identidad de las 49 personas que fueron asesinadas y mutiladas en Cadereyta, Nuevo León, el pasado domingo 13, pues tienen la sospecha de que podría tratarse de migrantes centroamericanos que el gobierno mexicano dejaría en calidad de  “desconocidos”. Además, exigirán que los candidatos presidenciales incluyan en el debate electoral la problemática migrante y hagan compromisos “explícitos” en torno de estos asuntos, y que las autoridades federales, estatales y municipales cumplan con su deber constitucional de asegurar un tránsito libre de violencia a los transmigrantes por territorio mexicano, entre otras cuestiones. Marco Castillo, representante de la Asamblea Popular de las Familias Migrantes de Tlaxcala, dijo que las agrupaciones defensoras de los derechos de personas en movimiento decidieron iniciar este recorrido en Apizaco, porque uno de los reclamos que hacen es la liberación de Medardo Alfredo Arrazola Rivas. El joven hondureño, agregó, fue detenido el pasado 23 de abril, cuando la policía de Tlaxcala perseguía a personas que robaban costales del tren, y al hacer disparos hirieron al centroamericano de un rozón de bala. Castillo relató que Arrazola Rivas se encuentra preso en el penal de Apizaco, pese a que existen pruebas de que no tuvo nada que ver con el robo y que sólo viajaba en el techo del tren, como lo hacen miles de centroamericanos a su paso por México para tratar de llegar a Estados Unidos. Los participantes en este recorrido pertenecen a las agrupaciones y albergues Movimiento Migrante Mesoamericano, Promoción del Desarrollo Popular, Todo por Ellos, Red Migrante, Familia Latina Unida, Alianza Braceros del  Norte, Cultura Migrante, Paso a Paso hacia la Paz, Nuestros Lazos de Sangre,  La 72, Hogar-Refugio para Personas Migrantes, Hogar de la Misericordia, Albergue Apizaco y Hermanos en el Camino.

Comentarios