Calderón: "mi legado, la batalla por la seguridad"

jueves, 17 de mayo de 2012
CANCÚN, Q. Roo. (apro).- El presidente Felipe Calderón sostuvo hoy aquí que el legado que dejará su sexenio será el de haber iniciado la batalla por la seguridad. “El esfuerzo que hemos hecho para mejorar la seguridad en México será parte del legado que dejaré una vez que concluya mi administración”, declaró en una entrevista que concedió a Peter Greenberg, promotor del video The Royal Tour, en el que el mandatario mexicano sirvió como guía de turistas. Según Calderón, las anteriores administraciones no enfrentaron el crimen y, por tanto, el tema “era un pasivo para el país”. Afirmó que en México “había corrupción en las agencias encargadas de impartir la justicia, y en el futuro éste será un activo para el país. Esta lucha va por buen camino y esperamos ver los frutos a futuro", insistió. Durante la entrevista, en el marco de la Primera Cumbre Regional de las Américas del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), que se inauguró hoy aquí, el Ejecutivo dijo que las generaciones futuras en México “se acordarán un día que en esta administración se inició la batalla para lograr la seguridad”. Añadió: “Por supuesto que no es un tema fácil, no es una labor fácil y, tal y como lo he dicho a principio de mi sexenio, va a tomar tiempo, requerirá recursos financieros”. Lamentó las miles de vidas que se han perdido en su guerra contra el crimen, pero al defender su estrategia argumentó que "al final de cuentas, México está cambiando”. En ese sentido, insistió que “incluso en este tema tan difícil” el país se está sobreponiendo “a un terrible problema y está encontrando la solución adecuada y a mediano y largo plazo”. “México será el lugar más seguro, el país más seguro que nosotros queremos, ése sería parte de mi legado", recalcó. Citó el caso específico de Ciudad Juárez. Reconoció que es “famosa en estos momentos por ser la peor ciudad, la más insegura, es un problema conocido mundialmente”. No obstante, dijo, su gobierno atendió el problema “de una manera integral” y la estrategia anticrimen en ese sitio –añadió– “está funcionando, no es suficiente pero está funcionando". A una pregunta de su entrevistador sobre cuál sería su mensaje a Estados Unidos, Calderón respondió: “México es un amigo, un aliado y un socio de la sociedad estadunidense. Los mexicanos no son el enemigo”. Agregó: “Lo que la sociedad estadunidense, el Congreso y el gobierno debiesen hacer es reforzar el tratado de comercio con México y colaborar en actividades policiales conjuntamente y que asuman la corresponsabilidad en el problema común que tenemos, ya que el de las drogas no es un problema mexicano, sino de los estadunidenses, donde está el mayor consumo y es la fuente del problema". El Ejecutivo aprovechó la ocasión para mencionar los avances de su gobierno en otros temas, como el combate a la pobreza, salud y medio ambiente. La entrevista fue atestiguada por empresarios turísticos, el magnate Carlos Slim y la secretaria de Turismo, Gloria Guevara. Calderón inauguró la primera Cumbre Regional de las Américas del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), evento en el que destacó la importancia del turismo para dinamizar el crecimiento y el empleo a nivel global. También señaló la necesidad de que en Los Cabos, en la Cumbre del G20, se definan medidas que brinden un impulso renovado al sector, como los mecanismos que faciliten el flujo de turistas. Por último, exhortó a gobiernos y empresarios participantes a seguir trabajando con ahínco para que el turismo siga favoreciendo la recuperación económica global y el desarrollo sustentable de nuestras naciones.

Comentarios