Experredistas le entran a la campaña de Peña Nieto

miércoles, 2 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Cuatro experredistas, dos de los cuales se convirtieron en líderes sociales de la delegación Iztapalapa, se unieron este miércoles a la campaña presidencial del priista Enrique Peña Nieto. Instalados en un foro repleto de señoras, René Arce y Víctor Hugo Círigo –hermanos exguerrilleros que participaron en la Liga Comunista 23 de Septiembre–, así como Ruth Zavaleta (expresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en 2009) y Ramón Sosamontes –exdelegado de Venustiano Carranza e Iztapalapa, cuando Cuauhtémoc Cárdenas fue jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF)–, se sumaron a la llamada Alianza por un proyecto de país. Los integrantes del Movimiento Izquierda Alternativa, quienes movilizaron a un contingente de cinco colonias del Distrito Federal, colocaron grandes fotografías de los expresidentes de Chile, Michelle Bachelet; España, Felipe González, y Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, todos ellos personajes de izquierda que lograron llegar al poder y aglutinaron a su alrededor a gente de otras corrientes políticas. Con ello, los experredistas intentaron emular las alianzas de los expresidentes de aquellos países, con su nueva afiliación al peñismo. Antes de firmar la alianza, en la que estuvo presente Beatriz Paredes, candidata del PRI al GDF, el exgobernador del Estado de México elogió la decisión de los experredistas y dijo que “sin duda este acuerdo, esta alianza que estamos hoy suscribiendo, es histórica, es inédita y marca lo que, espero yo, sea el sentido y la característica mayor que distinga a nuestra democracia”. Agregó: “El paso que hoy damos, insisto, resulta inédito, pero también muestra la actitud renovadora, moderna, que un servidor, mi partido y esta expresión de izquierda mexicana quieren tener para servir a México”. Ante los cientos de asistentes, mujeres en su mayoría, el candidato presidencial del PRI-PVEM prosiguió: “Para un servidor resulta alentador, realmente, que en el marco de esta campaña política que quiere distinguirse por la propuesta, por el compromiso ante los mexicanos, demos también espacio a que otras expresiones políticas, que el Movimiento de Izquierda Alternativa, tenga coincidencia de propósitos, que hagan suyo este proyecto y, siendo gobierno, podamos realmente trabajar en beneficio del pueblo de México, alentando políticas públicas que den mayores beneficios a los mexicanos”. Peña Nieto alabó una y otra vez la decisión de los experredistas y exguerrilleros. Destacó: “Está muy claro que en este paso dado se da una clara muestra de madurez política, de civilidad política, de interés por realmente anteponer a cualquier ideología y a cualquier causa el interés del pueblo de México, porque México realmente esté mejor, y porque hoy entendemos que solo unidos y trabajando en propósitos que nos son comunes, donde coincidimos, será posible que México cambie su actual condición”. El  Movimiento Izquierda Alternativa se empezó a gestar luego de que René Arce se inconformó tras la elección de la candidata del PRD para contender por la delegación Iztapalapa en 2009, la más grande en población y votantes en el Distrito Federal, además de que se le considera uno de los bastiones de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial del PRD-PT y Movimiento Ciudadano. En octubre de 2011, en la ciudad de Puebla, acompañado del dirigente estatal del PRI, Juan Carlos Lastiri, Arce anunció la posibilidad de unirse al proyecto político de Enrique Peña Nieto y apoyarlo en la campaña presidencial. Por su parte, Ruth Zavaleta, quien fungió como presidenta de la Mesa Directiva de San Lázaro en 2007-2008, con un manejo discrecional de recursos, como lo estableció un acuerdo entre legisladores e integrantes de la corriente perredista Nueva Izquierda (“chuchos”), salió del PRD al no ser electa candidata a la gubernatura de Guerrero. En 2010, Zavaleta se convirtió en una de las coordinadoras de campaña de Manuel Añorve, candidato perdedor de la alianza PRI-PVEM al gobierno de Guerrero. Otro de los asistentes al encuentro de este miércoles con Peña Nieto, pero que no figuró en el presidium, fue Ramón Sosamontes, exdelegado de Venustiano Carranza (entre 1997 y 1998) e Iztapalapa (de 1999 a 2000), además de cercano colaborador de Rosario Robles cuando ésta fungió como jefa del GDF. Tanto Robles –quien el pasado viernes anunció su apoyo a Peña Nieto– como Sosamontes se separaron del PRD luego del escándalo que generó su relación con el argentino Carlos Ahumada y los contratos de obras preferenciales en la capital.

Comentarios