Liberan a pasajeros que lincharon a asaltantes

viernes, 25 de mayo de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) liberó hoy a los siete pasajeros que fueron detenidos después de atacar a golpes ayer a dos asaltantes, uno de los cuales murió en el trayecto de Durango a esta ciudad. Las personas que estaban siendo interrogadas dejaron las instalaciones de la AEI a las 12:00 horas, después de que se comprobó que actuaron en defensa propia cuando agredieron a José de Jesús Mendoza Cortez, de 35 años, al que mataron a golpes, y a José María Paniagua Pacheco, de 47, quien fue internado en el Hospital Universitario, donde es reportado estable. Otro presunto ladrón huyó durante el frustrado asalto. Las investigaciones arrojaron que los pasajeros despojaron al delincuente de una pesada llave steelson y con ella le dieron golpes que le causaron la muerte. Al otro ladrón le fracturaron la mandíbula, y un brazo. El cadáver de Mendoza Cortez fue reclamado hoy por su esposa, quien dijo que vivían en la Saltillo. Los hechos ocurrieron a las 04:00 horas del jueves cuando el autobús número 3364 de la línea Futura transitaba por el poblado de Paila, ubicado en el municipio de Parras, 160 kilómetros al poniente de Saltillo, Coahuila. Tres personas se levantaron de sus asientos y amagaron con objetos contundentes y una navaja a los pasajeros, varios de los cuales se amotinaron y agredieron a los delincuentes. Uno de ellos le ordenó al chofer que detuviera la unidad para huir. Aparentemente abajo fue auxiliado por otros cómplices que iban en un coche que seguía al autobús en el que eran transportados 28 pasajeros y dos conductores. Al llegar a Saltillo, el conductor pidió ayuda a policías federales que los escoltaron al municipio de Santa Catarina, Nuevo León, donde fueron retenidos los presuntos agresores quienes, luego fueron llevados a la AEI para que rindieran su declaración. Esta mañana los liberados fueron recibidos por sus familiares. Carlos Alberto Morquecho, estadunidense que iba hacia la ciudad texana de Corpus Christi, dijo que los pasajeros sólo se defendieron: “Uno se tiene que defender. Si me van a matar, yo haría lo que fuera para defenderme. Pero para la otra ya le voy a pensar para venir”, dijo antes de retirarse. La empresa Futura envió un autobús a la AEI para que lo abordaran los pasajeros que se quedaron varados en Monterrey por el violento incidente. Algunos de ellos lo abordaron para ir a la Central de Autobuses de esta ciudad, donde transbordarán hacia sus destinos. La investigación sobre el hecho se hará de manera coordinada entre las procuradurías de Durango, Coahuila y Tamaulipas.

Comentarios