Advierte Quadri: quien llegue al poder no podrá quitar a Elba Esther

sábado, 26 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El candidato presidencial del Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, aseguró que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) está envuelto en “una andanada de críticas irracionales” que culpan a los maestros del rezago educativo del país. También dejó claro que ningún partido político que llegara al poder podrá intervenir en la dirigencia, ni mucho menos para quitar a su presidenta vitalicia, Elba Esther Gordillo, lo que provocó el grito de “candidato valiente” por parte de los maestros. Para el abanderado aliancista, no hubo mejor lugar para defender al SNTE que un encuentro con el Comité Nacional de Acción Política (CNAP) de esa organización gremial, donde fue arropado entre porras y aplausos de los cientos de profesores reunidos en Puerta del Sol, donde Elba Esther Gordillo declaró la fundación del Panal. Quadri de la Torre dijo que durante la presente campaña presidencial, los maestros han sido objeto de “acusaciones absurdas” que los responsabilizan del retraso en la calidad de la educación. Inmediatamente argumentó su apología a los docentes y aclaró que el sindicato no tiene la obligación de realizar política pública, pues esa función le corresponde al gobierno. El aspirante aliancista fue más allá: alzó la voz y sentenció que “las amenazas, esta salida falsa de culpar a los maestros, es inútil y muy peligroso”. Aprovechó para lanzarse en contra del gobierno de Felipe Calderón, a quien culpó de colocar en la SEP a José Córdova Villalobos sólo para “que no se quede sin chamba”. El ambientalista desató los aplausos de los maestros, también de la secretaria ejecutiva del Panal e hija de Elba Esther, Mónica Arriola Gordillo, quien estaba flanqueada a la izquierda por el presidente del Panal, Luis Castro Obregón y a la derecha por Juan Díaz de la Torre, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE. Gabriel Quadri no cabía en sí al elogiar la tarea del sindicato en la educación nacional, en alabar a los maestros como “el capital intelectual del país” y parte importante para llevar a cabo su llamada “revolución educativa”, además de la “pluralidad” en preferencias políticas de los maestros. “Yo celebro la pluralidad de ideas que caben en este sindicato, hay gente militante del PRI, del PAN, del PRD y del PT”. Sin embargo, los hechos lo desmintieron, ya que a su entrada y salida del salón los casi 500 asistentes corearon “¡Quadri, Quadri! Fue una sola voz. Inclusive, al momento de las preguntas y respuestas, todas fueron hechas y escogidas por el presentador y giraron en torno a sus propuestas. Preguntas cómodas, a diferencia de sus otros actos donde alumnos, banqueros, aseguradores y académicos le cuestionan sobre Gordillo y el SNTE. En la hondonada del exclusivo Puerta del Sol, las cosas fueron distintas. Los maestros aplaudían todas y cada una de sus propuestas, desde su idea de invitar a Josefina Vázquez Mota a un debate sobre educación, hasta sus cuestionamientos de las marchas de los maestros en Oaxaca y Guerrero. Desde su propuesta de evaluar no sólo a los docentes, sino también a los secretarios de Educación Pública, hasta la suposición que de llegar a la Presidencia inmediatamente formaría su gabinete de educación con el apoyo del sindicato. Todo eso fue aplaudido y ovacionado. Así transcurrió la comparecencia de Quadri ante la cúpula del SNTE. El aliancista también sentenció que “no podemos ceder un ápice de lo que se ha logrado en educación pública”. Ya al final de su discurso, que casi duró una hora, Gabriel Quadri soltó: “Quisiera ser el candidato de los maestros, me llenaría de orgullo”. Eso provocó que los asistentes se pusieran de pie y se ahogaran en un profundo aplauso. Luego, sin la presencia de la maestra Elba Esther Gordillo, Quadri salió caminando rápidamente, sin aceptar preguntas de los reporteros, quienes se quedaron en el lugar y después fueron desalojados porque los sindicalistas tendrían “una reunión privada”.