"Caballeros Templarios" incendiaron camiones de Sabritas en Guanajuato: PGJ

lunes, 28 de mayo de 2012
GUANAJUATO, Gto. (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) señaló que presuntos integrantes de “Los Caballeros Templarios” fueron los responsables del incendio de 12 vehículos de la empresa Sabritas, ocurrido entre el viernes 25 y el sábado 26 en los municipios de Celaya y Salvatierra. La dependencia informó lo anterior al presentar a cuatro detenidos, quienes –añadió– también serían responsables de varios homicidios y secuestros en la región. Jaime Campos Esquivel o Giovanni Martínez García o Juan Mario Guerra Ávila, de 31 años de edad, el cual se identificó como jefe de plaza en la zona de Celaya-Salvatierra, al sur del estado, dijo haber recibido órdenes “de sus jefes michoacanos” para enviar a sus cómplices a incendiar las unidades de Sabritas. “El motivo no lo dice, pero cree que es por unas extorsiones que no habían pagado, y él dice no saberlo”, explicó el procurador Carlos Zamarripa Aguirre. Junto al presunto líder de “Los Caballeros Templarios” en Celaya fueron aprehendidos Jorge Óscar González Serrato, Adolfino Téllez Hernández y Alejandro Cadena Flores. Los cuatro sujetos fueron puestos a disposición del Juzgado Cuarto Penal en Irapuato, en virtud de que el delito por el que se les acusa es considerado grave y se persigue de oficio. Además, la PGJ informó que la empresa afectada presentó una demanda contra los responsables de haber incendiado sus unidades. La dependencia precisó que de manera paralela a la detención de los cuatro individuos, personal de servicios periciales continuó la investigación y reconstruyó los pasos que dieron desde la planeación hasta la ejecución de los incendios. Asimismo, señaló que los presuntos integrantes de “Los Caballeros Templarios” están vinculados con los levantones, secuestros, homicidios, distribución y venta de drogas, cobro de extorsiones, “derecho de piso” y como de mercancía pirata entre comerciantes de la entidad. El líder de la célula declaró que en 2009 ingresó a la organización criminal denominada “La Familia Michoacana”, como sicario de un grupo de choque, debido a su destreza en el manejo de armas, y se estableció en León, pero posteriormente se trasladó a Celaya. En Irapuato, el gobernador Héctor López Santillana habló de los ataques contra la empresa Sabritas, y afirmó que su gobierno está fortaleciendo los esquemas de seguridad en territorio guanajuatense. “Lo demostramos con las detenciones que se han dado en las últimas fechas de gente vinculada a los diferentes cárteles. Hay trabajo coordinado con el apoyo de las fuerzas estatales y el Ejército”, manifestó en entrevista. Además, rechazó que con los atentados se hubieran encendido los focos rojos para el sector empresarial de la entidad. “No hay ningún foco rojo, ni amarillo, ni verde. Riesgo siempre hay, nuestro compromiso es seguir atendiendo en todos los rincones del estado”, concluyó.

Comentarios