Nueva modalidad criminal en Nuevo León: asaltos a restaurantes

martes, 29 de mayo de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- La ola de asaltos a restaurantes se extendió el lunes por la noche a la zona oriente de esta capital, donde un centenar de clientes del Chillis Linda Vista fueron despojados de sus pertenencias por cinco jóvenes encapuchados, quienes los amagaron con armas cortas. El atraco del establecimiento ubicado en el cruce de Churubusco y Prolongación Madero --reportado a la policía a las 20:51--, ocasionó que el propio gobernador Rodrigo Medina se pronunciara hoy para señalar que los asaltantes son integrantes de una misma banda, quienes han cometido por lo menos otros tres robos similares en restaurantes de la zona poniente. “Están teniendo cierta movilidad, el modus operandi es similar, eso representa alguna complicación un poco en la operación, pero vamos a afinarlo y los vamos a atrapar”, ofreció Medina de la Cruz. Esta mañana, el vocero de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, reconoció que los asaltantes de restaurantes han estado activos en los últimos días, con atracos consecutivos a otros establecimientos en la zona metropolitana. El modus operandi en todas estas acciones, explicó, es el mismo: los delincuentes entran con armas cortas, someten a la clientela, y los despojan principalmente de carteras, relojes y aparatos de radiocomunicación. Ante esta racha de asaltos, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) se reunió la semana pasada con autoridades estatales para establecer una estrategia conjunta de seguridad. Se había acordado que la policía estatal denominada Fuerza Civil efectuara rondines con mayor frecuencia en el corredor de restaurantes de la zona poniente de la localidad, aunque ahora los delincuentes decidieron dar un golpe en el lado opuesto de Monterrey. Pero la estrategia, frente al nuevo asalto al Chillis, parece que falló. Domene dijo, simplemente, que las partes trabajan en conjunto y que la movilidad de la banda complica su captura. Las irrupciones criminales en restaurantes han arreciado en las últimas semanas en Nuevo León. El viernes 11, a las 14:00, en la colonia Nuevo Repueblo, de esta capital, sujetos armados ingresaron al restaurante de comida china Good Luck y ordenaron a la clientela tirarse al piso para luego despojarla de sus pertenencias. El lunes 7, desconocidos asaltaron el restaurante Muelle 17, en la colonia San Jerónimo, al poniente de la capital. Tres jóvenes armados amagaron a 20 clientes y los desvalijaron. El martes 1, por la tarde, delincuentes amagaron a los clientes del restaurante Arizona 2000 de Linares, y asesinaron de un balazo en la cabeza al dueño, identificado como Pedro Alonso Ramos, quien intentó impedir el ilícito. Ese mismo día, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) presentó a dos mayores de edad y tres menores que habían perpetrado 13 asaltos, entre los que hubo tres a cafeterías Starbucks y otro a un Burger King. El 27 de abril, al sur de Monterrey, hombres armados tomaron por asalto el restaurante Chillis de la colonia La Rioja. Además de despojar a la clientela de dinero y joyas, los ladrones se llevaron el dinero de la caja. Un día antes, jóvenes con cuchillos sometieron a 20 estudiantes para desvalijarlos en el interior del restaurante Subway, sucursal Tecnológico, frente al campus central del Tec de Monterrey, al sur de la ciudad. En Santiago, 20 kilómetros al sur de la capital, el 24 de marzo y a plena luz del día, hombres armados ingresaron al restaurante García, ubicado sobre la Carretera Nacional, y despojaron de sus carteras y alhajas a unos 60 comensales. Los asedios a esos establecimientos se suman a la nueva modalidad que inauguraron unos jóvenes el 16 de mayo, al asaltar la preparatoria Centro de Estudios Regiomontanos, en Guadalupe. Los delincuentes sometieron a alumnos y directivos para robarles carteras y teléfonos celulares, así como equipo de cómputo de la institución ubicada en la colonia La Hacienda. Los siete implicados en el ilícito ya fueron capturados. Dos de ellos, hermanos menores de edad, eran estudiantes de la institución.

Comentarios