"Viernes negro" persigue al candidato del PRI a la gubernatura de Tabasco

miércoles, 30 de mayo de 2012
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- En zafarrancho y manifestaciones de repudio a él y a Enrique Peña Nieto terminó la visita del candidato priista al gobierno del estado, Jesús Alí de la Torre, a la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT). Miembros del Consejo Directivo Estudiantil Universitario de Tabasco (CDEUT), identificados con el PRI, arremetieron contra alumnos que, con cartulinas y gritos de “¡Fuera!, ¡Fuera!”, se manifestaron contra Alí de la Torre al salir del Teatro Universitario, luego que se les impidió entrar al inmueble, donde al mediodía el candidato presentó su proyecto de gobierno. Con jaloneos y golpes, los miembros del CDEUT, uniformados con playeras cafés, arrebataron las pancartas a los manifestantes y trataron de impedir la protesta, mientras Alí de la Torre salía a toda prisa para abordar su camioneta blindada. El abanderado priista de la coalición Compromiso por Tabasco, que integran PRI, Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), llegó a la UJAT con la exrectora de esa casa de estudios, Candita Gil, candidata al Senado, así como de los abanderados a diputado federal y a la alcaldía del municipio de Centro (Villahermosa), José Carlos Ocaña y Luis Felipe Graham. Durante el encuentro arreciaron los abucheos cuando la exrectora mencionó el nombre de Enrique Peña Nieto. En su turno, Alí de la Torre ya no hizo ninguna mención del candidato presidencial del PRI y se limitó a repetir sus propuestas de campaña, principalmente para los jóvenes. Concluido el evento, un grupo de estudiantes, pancartas en mano, empezaron a gritar consignas contra Alí de la Torre y Peña Nieto, las cuales pretendieron ser acalladas por los miembros del CDEUT con gritos de “¡Chucho!, ¡Chucho!”... Los inconformes criticaron que el candidato priista ofrezca combatir la corrupción, cuando él –denunciaron– “ha sido parte de ese cáncer” en el gobierno del también priista Andrés Granier Melo. Alí de la Torre representa más corrupción, pobreza e inundaciones para Tabasco, “y no podemos permitir eso”, señalaron y denunciaron que quienes acudieron al encuentro fueron “puros acarreados”. En la protesta no sólo participaron alumnos de la UJAT, sino de otras universidades privadas, como las del Valle de México (UVM) y Tec Milenio, quienes dijeron simpatizar con el movimiento #YoSoy132, que entre otras cosas exige la democratización de los medios de comunicación. “¡No más PRI!”, “¡No más PRI!”, gritaban los estudiantes cuando los miembros del CDEUT les cayeron encima, los empujaron, golpearon y les quitaron las pancartas. La inconformidad estudiantil se empezó a gestar desde un día anterior, luego del simulacro electoral que alumnos de la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades de la UJAT realizaron para saber la preferencia sobre los candidatos a la Presidencia de la República y la gubernatura. Estudiantes de esa división informaron que se distribuyeron mil boletas para presidente y mil para gobernador y que se utilizaron 802, de las cuales entre 70 y 80 por ciento se marcaron en favor de Andrés Manuel López Obrador y Arturo Núñez, de acuerdo con encuestas que realizaron entre quienes sufragaron. Con esa tendencia, el rector Jesús Piña Gutiérrez –sucesor de Candita Gil– ordenó que no se dieran a conocer los resultados porque, a partir de hoy, empezaba “la pasarela” de los candidatos a la gubernatura y eso “podría afectar a la Universidad” Dijeron que pese a la promesa de dar a conocer los resultados tan luego se cerrara la votación, programada para las 16:00 horas de ayer, se ordenó sellar las dos urnas ante notario público para abrirlas hasta el próximo martes 5 de junio, después del encuentro con Jesús Alí de la Torre, Arturo Núñez Jiménez y Gerardo Priego Tapia, candidatos a la gubernatura del PRI, PRD y PAN, respectivamente. Los estudiantes denunciaron que se trató de un acto de manipulación política “para voltear los resultados y dar como ganador al priista Alí de la Torre”. Se quejaron de que les vieron “la cara de tontos” y responsabilizaron a la rectoría de ordenar posponer el conteo de votos, argumentando que si el resultado se daba a conocer a los medios, hubiera sido “perjudicial” para la UJAT. Señalaron que como parte de la asignatura Derecho Electoral, decidieron realizar este ejercicio democrático, pero finalmente fue utilizado “políticamente” para no afectar al candidato priista Jesús Alí, en su presentación este miércoles ante la comunidad universitaria.

Comentarios