Culpa Calderón a estados, y no a fuerzas federales, por la violencia

viernes, 4 de mayo de 2012
PUEBLA, Pue. (apro).- El presidente Felipe Calderón defendió una vez más su estrategia contra el crimen organizado al asegurar que, contrario a lo que “algunos afirman”, la violencia que se vive en algunas zonas del país no es provocada por la acción de las fuerzas federales; obedece –aclaró– a una situación que desbordó a las autoridades locales. La lucha por la seguridad de los mexicanos, admitió, “es un desafío de enormes proporciones y, contrario a lo que algunos afirman, acotó, la violencia que viven algunas zonas del país no es provocada por la acción de las fuerzas federales”. Es todo lo contrario, aseguró durante su discurso en la inauguración de la Academia Nacional de Formación y Desarrollo Policial Ignacio Zaragoza. En ese acto, Calderón insistió en que “la presencia de las fuerzas federales obedece a una situación de violencia que ya no puede ser controlada a nivel local”. También presumió que los operativos de las fuerzas federales han contribuido a reducir los niveles de violencia en todas las entidades y municipios donde se han puesto en marcha. “En unas regiones más, en otras regiones menos, pero en todas se ha presentado una reducción de los niveles de violencia”, recalcó. Incluso, dijo que la fase definitiva para resolver el problema de la violencia en el país será cuando las fuerzas locales sean las que se hagan cargo de la seguridad de los ciudadanos, una vez depuradas, renovadas y fortalecidas. “Lo que está haciendo el gobierno federal es acudir en ayuda de aquellos estados que tienen problemas derivados de tantos años y, a veces, décadas de corrupción y penetración, y que ahora, cuando les explota el problema, traducido en violencia y criminalidad, no tienen fuerza policiaca propia para hacerle frente”, reprochó. Sin embargo, apuntó que esta ayuda no puede ser permanente, sino que es para dar tiempo a que las propias fuerzas estatales sean reconstruidas. “Y no puede sostenerse este esfuerzo si los gobiernos locales no hacen su parte de tener policías más limpias porque, de otra forma, sólo se agrava o se pospone el problema”, agregó. Durante el acto, el presidente Calderón hizo un llamado a los gobiernos estatales para que cumplan con la depuración de sus cuerpos policiacos, empezando por sus altos mandos. Aseveró que su administración ha cumplido en depurar sus cuerpos policiacos “de arriba hacia abajo”, pero que hasta ahora sólo cuatro entidades federativas, incluyendo Puebla, han establecido mecanismos de control de confianza que han sido aprobados por todos sus mandos. En presencia del gobernador Rafael Moreno Valle y del embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, el Ejecutivo federal también insistió en que su gobierno enfrenta al crimen organizado con una “estrategia integral”, la cual incluye tres frentes: “El primero es obvio, es luchar contra los criminales de manera frontal, porque contra lo que algunos sugieren, el evadir a los criminales, el sacarles la vuelta, el mirar para el otro lado es, precisamente, la causa que permitió que los criminales empezaran a tomar el control de territorios, y de alcaldías, y de muchas regiones del país”, acusó. El segundo eje, explicó, es reconstruir las instituciones de seguridad y justicia. “Cómo va a poder México recuperar la seguridad si las policías no le funcionan. Por eso hay que reconstruirlas”, advirtió. Agregó que en el país son las fuerzas federales las que están teniendo esta función, pero consideró que si sólo la mitad de las policías locales fueran confiables, ya se hubiera resuelto el problema de inseguridad que afecta a México. “Si hablamos de policía civil, estamos hablando de 36 mil policías federales con los que hemos integrado ahora. Y si hablamos de policías estatales y municipales, estamos hablando de 420 mil en todo el país, más de 10 veces más. Con que la mitad de ellos fueran confiables y funcionaran, se hubiera arreglado, hace rato, el problema de la inseguridad en el país”, manifestó. Como tercer eje de su estrategia, ubicó la reconstrucción del tejido social. “No abundo más, pero han sido evidentes los no cientos, sino ya miles de hospitales o clínicas, o bachilleratos que se han construido para abrirles oportunidades a los jóvenes”. Luego resaltó la importancia que tendrá la Academia de Policía que inauguró este día, en el marco del 150 Aniversario de la Batalla del 5 de Mayo, para el desarrollo de la fuerza policial del país. Recordó que estas instalaciones de capacitación policiaca fueron construidas con una inversión de 300 millones de pesos, provenientes del estado y la Federación, así como 5 millones de dólares que aportó el gobierno de Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida. La academia, con capacidad para recibir a más de 600 alumnos, cuenta con laboratorios periciales, instalaciones deportivas, de cómputo, stand de tiro y de entrenamiento, así como un “pueblo táctico”. En su participación, el embajador estadunidense Anthony Wayne dio su respaldo a la estrategia del presidente Calderón: “El programa del gobierno federal contra la delincuencia organizada está dando frutos”, afirmó el diplomático. Calderón realiza una gira de dos días por Puebla, donde este sábado 5 atestiguará el desfile conmemorativo por la Batalla de Puebla, inaugurará más obras y participará en el espectáculo cumbre de los festejos, evento que será transmitido en vivo por Televisa, TV Azteca, Univisión y TV Puebla.

Comentarios