Escala violencia: 43 muertos en cinco estados

viernes, 4 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Este fin de semana inició con una escalada de violencia que dejó unos 43 muertos, entre decapitados, colgados y “entambados” en cinco entidades del país. El caso extremo se vivió en la fronteriza ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, al ser ejecutadas 23 personas, de las cuales nueve fueron colgadas en un puente vehicular y, el resto, decapitadas; las cabezas fueron abandonadas en edificios públicos. En Veracruz, la Procuraduría General de Justicia estatal (PGJ) informó del hallazgo de tres cadáveres en la congregación de Rinconada, dentro del municipio de Emiliano Zapata, conurbado a la ciudad de Xalapa. Los cuerpos, detalló la dependencia, se encontraban en el interior de unos tambos, cuya finalidad –se presume– era deshacerlos en ácido. Mientras, en el estado de Durango, dos elementos policiacos murieron durante las últimas horas en diferentes hechos; el primero de ellos falleció cuando un grupo armado ingresó esta madrugada al hospital en que estaba internado después de un enfrentamiento y le disparó en varias ocasiones. El ataque se registró a las 3:00 horas en el hospital San Jorge, ubicado en avenida Libertad, una de las más transitadas de la ciudad. Los presuntos delincuentes vulneraron la seguridad del edificio, pese a que había sido reforzada por compañeros del lesionado. El elemento asesinado fue identificado como Daniel Ramírez Orozco; según los primeros informes, recibió disparos de armas largas en tórax y cráneo. Tras el incidente, los agresores huyeron. El ahora fallecido había sido lesionado el jueves durante un enfrentamiento con presuntos delincuentes, cerca de la zona de centros comerciales del bulevar Domingo Arrieta. En el lugar quedó muerto su compañero Ángel Chávez Velázquez; otros dos agentes fueron reportados como desaparecidos y aún no se tienen informes de su paradero. Además, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que los cuatro policías investigadores estaban destacamentados en el municipio serrano de Santiago Papasquiaro; sin embargo, habían llegado a la capital ayer por la mañana para atender algunos asuntos personales y laborales. En otro incidente, pero en el municipio de Gómez Palacio, murió el policía municipal Joaquín Álvarez Martínez, de 58 años. Uno de sus compañeros, Juan “N”, resultó lesionado; otro hombre, al que presuntamente había “levantado” un grupo de sicarios, Francisco “N”, fue abandonado durante la persecución posterior al ataque, aún con vida. Ambos son atendidos por heridas de bala en abdomen y tórax. Los uniformados estaban en un retén preventivo en el Parque Industrial Lagunero cuando hombres que circulaban a bordo de dos vehículos, un Jetta y una Nissan Murano, abrieron fuego contra los agentes cuando éstos les marcaron el alto. Un enfrentamiento entre miembros del Ejército y presuntos delincuentes, registrado en el municipio de Rodeo, dejó como saldo un civil muerto y otro lesionado, confirmaron autoridades locales. Hombres armados se encontraron en la cabecera de dicho municipio con los militares y, al advertir su presencia, intentaron darse a la fuga. Al sentir su persecución, los presuntos delincuentes comenzaron a disparar a los soldados, según testigos. El civil fallecido fue identificado como Alejandro Bermúdez Soto, de 36 años, con domicilio en el poblado Las Antenas, del mismo municipio; recibió un disparo de arma de fuego en el cráneo. Su primo, Víctor Valenzuela Soto, de 32, fue internado con lesiones en el Hospital Regional de Rodeo. La FGE, instancia que confirmó el hecho, no precisó datos sobre el armamento y vehículos que portaban los agresores al momento del enfrentamiento. En Guerrero, al menos dos personas, entre ellas un travesti, fueron ejecutadas en distintos puntos de Acapulco, indican reportes oficiales. El primer crimen se reportó a las 9:30 horas sobre la calle Vicente Guerrero de la colonia Independencia, en la zona conurbada de este destino de playa, donde fue encontrado el cuerpo de un hombre ejecutado a tiros y con huellas de tortura. La víctima estaba tirada en la calle, presentaba múltiples impactos de bala calibre .380 y estaba vestido con un pantalón y blusa morada, refiere un parte de la policía porteña. Luego, a las 10:30 horas, un comando acribilló a un taxista que viajaba en su unidad sobre la calle África de la colonia del Valle, en plena zona urbana del puerto. La víctima fue identificada como Héctor Sánchez Moctezuma, de 53 años, quien conducía un Volkswagen sedán con el número 2659, señalan los reportes oficiales. En Nuevo León, un policía de San Nicolás fue asesinado a balazos y su compañero resultó herido de gravedad, al ser atacados esta tarde mientras investigaban la denuncia de un coche robado. A las 16:00 horas, en el cruce de las avenidas Barragán y Tlacotalpan de este municipio vecino al norte de Monterrey, los agentes de la patrulla R76 fueron atacados por los ocupantes de un Stratus blanco al que perseguían y que posteriormente se dieron a la fuga. En el lugar quedó muerto uno de los agentes, mientras otro alcanzó a bajar, herido en la cabeza y ensangrentado, y solicitó ayuda. La parte posterior del vehículo oficial quedó con marcas de sangre. No fueron dados a conocer los nombres de los oficiales. A la misma hora, en la colonia Topo Chico, de Monterrey, dos hombres fueron asesinados en la calle por un grupo de hombres armados que llegó en un coche. Los asesinos descendieron de su auto y dispararon contra uno de los hombres que vendía calzado en la vía pública. Su acompañante intentó huir pero fue alcanzado por las balas.

Comentarios