Liberan a Sacal tras pagar fianza

viernes, 4 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Abatido, con varios kilos menos de peso, envejecido y con el cabello largo alborotado, Miguel Sacal dejó casi a la medianoche de ayer el Reclusorio Preventivo Oriente, luego de permanecer casi tres meses en prisión por agredir y lesionar a Hugo Vega Flores, un valet parking que trabajaba en el edificio donde vive el empresario, en el poniente de esta ciudad. Su liberación fue condicionada al pago de una fianza de 20 mil pesos y a la obligación de regresar al Reclusorio todos los sábados a firmar. De no acatar esta última regla, Sacal tendría que volver a la cárcel por desacato de una orden judicial. Ayer por la mañana, la Primera Sala Penal ratificó la sentencia de 4 años 3 meses de prisión impuesta por un juez de primera instancia, lo que abrió la puerta al empresario para abandonar la prisión, a pesar de que el Ministerio Público local hizo hasta lo imposible por alargar su estancia en el penal. Poco antes de la medianoche, Sacal cruzó la puerta principal del Reclusorio, con una imagen muy distinta a la que exhibieron los medios de comunicación antes y durante su ingreso a prisión. Nada que ver con aquel hombre, bronco, altanero, insolente. De inmediato, subió a una de las camionetas donde lo esperaban algunos familiares.

Comentarios