Destruye Segob bases de datos personales del Renaut

viernes, 15 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Esta mañana, la Secretaría de Gobernación (Segob) acató la orden de destruir los 98.4 millones de registros de personas que cumplieron el requisito de dar de alta su celular, pues nunca quedó claro cómo se iba a cuidar que esas bases de datos no llegaran a la delincuencia. El fin del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut) llega tres años y dos meses después de haber sido creado con el fin de identificar a los autores de los secuestros y extorsiones telefónicas. Con ese mecanismo se intentaba que todos los usuarios de telefonía registraran su Clave Única de Registro de Población (CURP), la cual quedaba ligada al número telefónico. El programa se descartó debido a la insistencia de organizaciones sociales preocupadas por el uso que se podría dar a los datos personales, aparte de varios señalamientos de que la base de datos era vendida en el mercado negro. Finalmente, la pelea tuvo que ser dirimida por la Cámara de Diputados y el Instituto Federal de Acceso a Información (IFAI), los que dictaminaron que ese programa debía desaparecer, y a la Segob sólo le quedó acatar órdenes, las cuales cumplió esta mañana cuando fueron destruidas casi 100 millones de tablas de verificación del CURP. En el evento fue leído un mensaje del secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, quien aseguró: “Estos datos siempre estuvieron plenamente salvaguardados, no tuvieron en ningún momento el riesgo de ser filtrados, utilizados o usados para ningún otro propósito”. Con esta acción, abundó, “se tiene la garantía al ciento por ciento de que esta base quedará definitivamente eliminada y, por lo tanto, salvaguardados los derechos de privacidad de quienes formaron parte de este registro”. Por su parte, el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de Gobernación, Gustavo Mohar, insistió: "En ningún momento fue compartida, y por tanto existe la garantía total de que esta base nunca salió de las manos de la Secretaría de Gobernación". Hizo también una breve recapitulación de la existencia del programa: “Como ustedes recordarán, el 9 de febrero de 2009, al reformarse y adicionarse diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones, el Congreso de la Unión decidió crear este registro como una base de datos, a fin de concentrar la información de los usuarios de telefonía móvil, para coadyuvar en la planeación, en la investigación y en la persecución de delitos. “El pasado 17 de abril de este año, el mismo Congreso aprobó un decreto en el cual modificó diversas disposiciones, entre ellas la Ley Federal de Telecomunicaciones, y ordenó dar por terminado el funcionamiento de este registro”, apuntó. En el acto, el subsecretario señaló que se procuró la garantía y salvaguarda de los datos personales y confidenciales hasta su destrucción, de la mano del IFAI, que trabajó con Segob verificando la transparencia. “La importancia de este evento es que el Renaut mandatado por el Congreso, en este acto, la Secretaría de Gobernación cumple con el mandato del Congreso e inicia su proceso tecnológico de absoluta destrucción”, explicó Gustavo Mohar en la ceremonia donde estuvo acompañado por expertos de la UNAM, IFAI y el Registro Nacional de Población. En ese acto también fueron destruidos millones de pesos que se invirtieron en ese malogrado programa que, si se retoman datos de organizaciones como México Evalúa, no contuvo los delitos de extorsiones o secuestros vía telefónica, pues éstos han aumentado en los últimos años. Aunque el Observatorio de Telecomunicaciones de México (Observatel) pidió el costo del programa usando la Ley de Transparencia, tanto Segob como la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) señalaron que no es de su competencia contestar esa duda. Ante ello, Observatel señaló, a través de un comunicado, que “el Renaut es un claro ejemplo de una política pública fallida, que ha contribuido a incrementar la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones mexicanas.

Comentarios