Reprueba Estados Unidos a México en combate a tráfico de personas

martes, 19 de junio de 2012
WASHINGTON (apro).- Estados Unidos reprobó al gobierno del presidente Felipe Calderón en el combate al tráfico de personas, al señalar que México no cumple con los más mínimos estándares en la lucha contra ese flagelo. “El gobierno de México no cumple totalmente con los estándares mínimos para la eliminación del tráfico (de personas), aunque está haciendo esfuerzos significativos para lograrlo”, se lee en el informe anual sobre la situación del tráfico de personas en el mundo durante 2011, develado por el Departamento de Estado. El documento destaca que México “es la principal fuente para el tránsito y destino del tráfico de hombres, mujeres y niños sujetos a la explotación sexual y laboral”. Y, como ha ocurrido desde 2001 a la fecha, el reporte anual que hace Estados Unidos mantiene a México en la categoría de los países que “no cumplen con estándares mínimos” de combate al tráfico de personas, aunque –apunta– lleva a cabo acciones sustanciales para salir de este casillero. “Los grupos considerados como los más vulnerables al tráfico humano en México son mujeres, niños, indígenas, personas con discapacidades físicas y mentales y los inmigrantes indocumentados”, puntualiza. De acuerdo con el informe, que analiza la situación de esa problemática en 184 países, en el caso mexicano los grupos del crimen organizado y la corrupción son dos de los principales aspectos que mantienen al país entre las entidades del planeta que ante tal problemática prefieren mirar a otro lado. “Persistieron las denuncias por parte de las organizaciones de la sociedad civil de que las organizaciones criminales obligan a niños y a inmigrantes a trabajar en la prostitución, como halcones, asesinos y como mulas para el trasiego de drogas”, destaca el documento del Departamento de Estado en el capítulo de México. En este mismo sentido, la evaluación establece que en algunas partes del país las amenazas de violencia provenientes de las organizaciones criminales “impiden” el combate del tráfico de personas por parte del gobierno y la sociedad civil. “Tomando en cuenta la magnitud del problema de México, sigue siendo bajo el número de investigaciones por tráfico de personas, juicios, sentencias, y los fondos gubernamentales para compensar a las víctimas continúan siendo inadecuados”, subraya. Además del incumplimiento del gobierno mexicano en la lucha contra el tráfico de personas, el Departamento de Estado enfatiza que hasta “los mismos representantes del gobierno de México denuncian que funcionarios del gobierno toleran, socavan y son cómplices en algunos casos del tráfico de personas”. Entre las razones principales sobre la magnitud del problema de tráfico de personas en México, el reporte hace alusión a la corrupción gubernamental. “Organizaciones no gubernamentales, funcionarios del gobierno y otros observadores siguen denunciando que el tráfico está relacionado con la corrupción de funcionarios públicos, especialmente a nivel local, que permea en el sistema judicial y entre las autoridades migratorias del gobierno federal”, concluye el reporte. El análisis anual que hace Estados Unidos se divide en tres categorías y una subcategoría. La primera la integran los países que cumplen en su totalidad con los estándares de combate al tráfico de drogas. La segunda, donde se encuentran México, Honduras, Guatemala y El Salvador, entre otros países del hemisferio, está compuesta por las naciones que no cumplen con los estándares mínimos. En la subcategoría ese encuentran naciones que están “en la lista de observación” y que por sus avances en el combate a este flagelo pueden formar parte de la categoría número 2. En tanto, la tercera categoría la integran las naciones que no cumplen con los estándares mínimos de protección y que no hacen esfuerzos significativos para conseguirlo.  

Comentarios