Amplían arraigo a generales vinculados con el narco

viernes, 22 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Un juez federal amplió por otros 40 días el arraigo en contra de los generales de división Tomás Ángeles Dauahare y el brigadier Roberto Dawe González, investigados por la Procuraduría General de la República (PGR) por presuntos vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva. El juez Luis Núñez Sandoval autorizó la medida cautelar para que los militares sean indagados por delitos contra la salud y delincuencia organizada. En una resolución, el juez primero federal penal estableció que los generales deberán permanecer arraigados del 25 de junio, fecha en que fenecen los primeros 40 días de retención, hasta el próximo 3 de agosto. En esta última fecha, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) deberá determinar la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010, es decir, consignar o dejar en libertad a los acusados. Ángeles y Dawe fueron retenidos el 15 de mayo por el Ejército con base en órdenes de presentación y localización giradas por la SIEDO. Días después corrieron la misma suerte el general Ricardo Escorcia Vargas y el teniente coronel Silvio Hernández Soto. Las acusaciones contra los militares provienen de testigos protegidos como Jennifer y el narcotraficante Sergio Villarreal Barragán, El Grande, así como del mayor Iván Reyna Muñoz, quien se encuentra preso en Querétaro. Los testigos protegidos refieren que gracias a los militares ahora arraigados lograron la protección de los aterrizajes de vuelos cargados con cocaína en los aeropuertos de la Ciudad de México y de Cancún. La defensa de los acusados ha señalado que los testigos de la PGR cuentan hechos que no coinciden en forma, tiempo y lugar, pues en el caso de Ángeles Dauahare, él estaba en Alemania en las fechas en que supuestamente negoció con los narcotraficantes.  

Comentarios