Propone Quadri que la UNAM regrese al Centro Histórico

viernes, 22 de junio de 2012 · 20:39
MÉXICO, D.F. (apro).- El candidato del Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, dio a conocer hoy su programa cultural en el que propone el regreso de la UNAM al Centro Histórico y la recuperación de los paraderos y espacios públicos en poder del comercio ambulante para convertirlos en zonas para promover el arte y la cultura. Para el abanderado del partido fundado por Elba Esther Gordillo, los espacios públicos deberían ser liberados de todo vendedor informal y trasladarlos al servicio de los grandes creadores de manifestaciones artísticas, de la danza, de la música, del teatro callejero y de las artes plásticas. Sentado junto al presidente del Panal, Luis Castro Obregón, en el restaurante Corazón de Maguey ubicado en el centro de Coyoacán, Quadri sentenció ante los medios: “Es terrible que esta ciudad tolere que el espacio público esté invadido y privatizado de manera ilegal por mafias de vendedores ambulantes que están adscritos a la estructura corporativa del partido en el poder y de las redes de corrupción en las delegaciones. En las plazas, en los parques, en las estaciones del Metro y en los paraderos.” No paró ahí. El ambientalista dijo que el Centro Histórico de la Ciudad de México entró en decadencia desde que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se llevó sus facultades a Ciudad Universitaria, considerada patrimonio cultural de la humanidad: “A pesar de que es patrimonio de la humanidad y una obra extraordinaria de arquitectura, la Ciudad Universitaria, visto a largo plazo, fue un error que la UNAM haya abandonado el Centro Histórico. Es una de las razones por la que el centro se sumió en la decadencia y el abandono por parte de las oficinas del Gobierno del Distrito Federal.” Según el aliancista, la cultura mexicana  es “una especie de mortero que une los tabiques del alma nacional”, y “un verdadero capital intangible” a través de sus raíces históricas, arqueológicas e inclusive naturales. Sin embargo, “el incuantificable” valor cultural de México necesita una “reingeniería” de sus instituciones, dijo Gabriel Quadri, quien insistió en dotar de autonomía al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y que sea administrado por un gobierno tripartito conformado por la UNAM, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, los institutos de cultura de los estados y patronos privados. De ahí, propuso ver a las zonas arqueológicas y museos como “verdaderas instituciones” de creación, de investigación, de desarrollo, de adquisición de patrimonio cultural. El pensamiento de Quadri de la Torre en cuanto a la cultura mexicana también rebasó las fronteras sociales. Propuso que las manifestaciones culturales se visualicen en un mundo globalizado y de mercado. “México necesita manifestaciones artísticas que proyecten a la cultura mexicana en el mundo y en el ámbito comercial también. Necesitamos que la música mexicana, la pintura, el arte contemporáneo y la danza lleguen a ser de tal calidad que se conviertan en productos altamente demandados en el mercado cultural global”, señaló. Fue más allá en su exposición: “Debe existir esa política cultural-industrial que en casos que lo ameriten poder potenciar como embajadores de México en el mercado global en la cultura.” El aspirante presidencial se manifestó en contra de la creación de una Secretaría de Cultura, porque generaría más burocracia, sobrerregulación, falta de incentivos y que al final se convertiría en  “una camisa de fuerza”. Eso sí, aclaró que debe existir un vaso comunicante entre el nuevo Conaculta y la Secretaría de Ciudades y Vivienda para que coordinadamente se promueva el rescate para la cultura en las grandes urbes. También subrayó su intención de formar el Instituto Octavio Paz que se encargaría de promover las lenguas indígenas y el español en las grandes capitales del mundo.