Anticipa EPN que está a ocho días de ganar la Presidencia

sábado, 23 de junio de 2012
IRAPUATO, Gto. (apro).- En un acto masivo efectuado en el estadio de futbol de esta ciudad –donde parte de la multitud comenzó a buscar las salidas a medio discurso– Enrique Peña Nieto pidió a los asistentes emitir su voto para definir en qué condiciones quieren vivir los próximos seis años, “en qué México y en qué concepto podrán vivir ustedes y sus familias”, al asegurar que está a ocho días “para ganar la Presidencia de la República”. La visita del exgobernador mexiquense a Irapuato se dio en el marco de una nueva protesta del movimiento #YoSoy132, aunque en esta ocasión  los jóvenes convocantes decidieron celebrar un “Carnaval anti-Peña” en una plaza del centro de la ciudad, lejos del estadio, para no caer en confrontaciones con los seguidores del candidato presidencial. Mientras tanto, los priistas batallaban para llenar el estadio de futbol, con capacidad para casi 30 mil personas, y lo consiguieron después de las 13:00 horas, minutos antes de que arribara el aspirante presidencial, aunque el evento estaba programado a las 12:00 horas. Luego de la intervención del candidato a gobernador Juani Torreslanda –en la cual insistió más bien en augurar el triunfo en la contienda presidencial– Peña Nieto no desaprovechó para solicitar el voto de la multitud, tanto para expresarle su confianza y llevarlo a la Presidencia como para garantizarle un Congreso de la Unión mayoritario que respalde sus acciones y reformas como la energética con la que, aseguró, bajará las tarifas de energía eléctrica a todos los mexicanos. “Este es el gran reto, por ello les pido su apoyo, su respaldo y su voto de confianza, para lograr que en ocho días gane la Presidencia de la República”, dijo en el acto proselitista realizado en el estadio “Sergio León Chávez”, a donde llegó después de las 13:30 horas. El evento representó el cierre de campaña del candidato a gobernador del PRI y Partido Verde. Peña Nieto aseguró que Guanajuato “volverá a ser ejemplo de alternancia democrática”, al sostener que el PRI volverá a ostentar el gobierno del estado, sin hacer memoria de que el arribo del PAN al poder en la entidad fue producto de una negociación que desde el priismo encabezó el expresidente Carlos Salinas de Gortari. “De manera muy particular, estoy seguro –y vamos a sorprender a todo México–, estoy seguro (que) será el próximo gobernador de Guanajuato, Juani Torreslanda”, dijo el abanderado del PRI al saludar a los aspirantes a diversos cargos, sentados en la cancha, en el área de invitados especiales. Según el aspirante presidencial, Guanajuato “fue ejemplo para haber dado los primeros pasos que fueron consolidando y fortaleciendo nuestra democracia; fue de las primeras entidades del país que estableció la primera alternancia política en el gobierno, y ahora Guanajuato será también ejemplo al dar paso a una nueva alternancia política, dando espacio a que Juani Torreslanda sea el gobernador del estado”. Muchos de los priistas presentes debieron haber recordado con amargura ese episodio de principios de la década de los noventa –del que Peña Nieto parece no tener mucho conocimiento– cuando entre las denuncias de fraude electoral encabezadas por Vicente Fox Quesada que acusaba al PRI de haber consumado “una marranada”, el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari obligó a Ramón Aguirre Velázquez a renunciar al cargo de gobernador, para el que ya había sido declarado formalmente electo por el Congreso. El acuerdo de Salinas con el PAN dio paso a un interinato con el panista Carlos Medina Plasencia, hoy operador de Josefina Vázquez Mota. Posteriormente, mientras Peña Nieto hacía una recapitulación de sus propuestas y de los compromisos asumidos ante notario en la campaña que está llegando a su fin, de las gradas superiores ya bajaban cientos de personas que buscaban llegar a las salidas, sin atender al candidato. “Vamos a combatir la pobreza, de manera decidida frenaremos esa condición; el programa Oportunidades nació en los gobiernos priistas, lo creamos, entonces se llamaba Progresa… Oportunidades tiene una estirpe, lo voy a mantener y lo voy a crecer (sic) para beneficiar a más familias”, decía el candidato mientras el graderío se iba desalojando. Pero la gente se tuvo que esperar en la parte de abajo, pues las puertas sólo se abrieron hasta que Peña Nieto lanzó el “¡Viva México!” con el que termina sus discursos. Agresión a #YoSoy132 Aunque un grupo de jóvenes –participantes del movimiento #YoSoy132– tomó la decisión de llegar al estadio, a cuyo acceso ingresaron con algunas mantas, se registró un altercado del cual uno de los muchachos resultó lesionado con algunos golpes. Posteriormente, los priistas acusaron al PAN de estar detrás de lo que calificaron como “una provocación”, aunque en la plaza principal, integrantes del movimiento ratificaron la agresión y aseguraron que fueron amenazados por lo que identificaron como “un grupo de choque del PRI, a cargo de Fuerza Campesina”. “Realmente habíamos acordado no irnos a manifestar afuera porque no lo consideramos conveniente…pero golpearon a un muchacho, había algunos exjudiciales, los conocemos porque son de Irapuato. Podríamos haber ido a manifestarnos pacíficamente pero nos amenazaron, corrieron la voz de que traerían gente armada, que ni nos acercáramos. A los que fueron luego de golpearlos, se los llevaron a un estacionamiento cercano y los  mantuvieron retenidos ahí como 45 minutos, les pidieron información de sus familias, así estuvo”, dijo uno de los organizadores del carnaval anti Peña. –¿Cuál es la condición del joven? “Lo llevaron al hospital, lo curaron y ya está en su casa, uno de nosotros lo llevó con sus familiares”.

Comentarios