Revelan identidad de federales que mataron a tres policías en aeropuerto del DF

jueves, 28 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reveló los nombres y fotografías de tres elementos de la Policía Federal (PF) que participaron en el asesinato de tres de sus compañeros, el pasado lunes 25, en los pasillos de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). El jefe de Despliegue Regional de la PF, Luis Cárdenas Palomino, señaló que los tres involucrados, a los que calificó de “traidores”, son: Zeferino Morales Franco, Felipe Lugo y Daniel Cruz García, este último quien asesinó por la espalda a sus compañeros. Los tres, añadió, formaban parte de una red de tráfico de cocaína proveniente de Lima, Perú. En conferencia de prensa, el funcionario federal también dio a conocer que la SSP ha ofrecido una recompensa de cinco millones de pesos a quien aporte información que lleve a la localización de los tres policías que participaron en el triple asesinato. Cuando se le preguntó por qué los elementos de la PF que vigilaban las puertas del AICM no detuvieron a los agresores cuando huían, dijo que ello se debió a que los criminales también vestían el uniforme de la corporación y se pensó que iban persiguiendo a un delincuente. Asimismo, mencionó que antes del operativo realizado por la PF el lunes 25, autoridades aduanales detuvieron el pasado 8 de abril a una mujer que arribó de Lima, Perú, y pretendía entregar un kilo de cocaína que llevaba oculto en su equipaje. Posteriormente, dijo, elementos de la corporación ubicaron 6 kilos 300 gramos que la misma mujer había escondido en los baños de la terminal aérea, antes de que pasara los filtros de aduanas. Según Cárdenas Palomino, en su declaración la viajera señaló que tenía instrucciones de dejar la droga en ese baño y que las personas que recogerían el paquete eran autoridades aeroportuarias, quienes la sacarían de la terminal aérea. Días después, el pasado lunes 11, elementos de la PF detuvieron a Nancy Mariana Loya Valdez, quien arribó en el vuelo 019, también procedente de Lima, y llevaba consigo alrededor de dos kilos de cocaína. Mientras declaraba, la detenida recibió una llamada en su radio Nextel, de una persona que le decía que la estaba esperando afuera y que ya tenía todo arreglado con el personal del aeropuerto para que recibieran la mercancía. Un individuo apodado El Manotas recogería la droga. El 25 de junio la PF recibió una llamada de alerta sobre un posible internamiento de droga en el vuelo 019 de Aeroméxico, también procedente de Lima, por lo que instruyó al responsable del segundo turno vigilar a los pasajeros que llegaban en ese vuelo, con el objetivo de identificar a los integrantes de la red de tráfico de droga. Entre las personas que se dirigieron de forma inmediata al baño identificaron al policía Zeferino Morales Franco, por lo que el titular de la corporación en el AICM alertó al responsable de turno para que corroborara la posibilidad de que aquel fuera la persona que sacaría la droga en complicidad con otras autoridades. El suboficial jefe de turno, encargado de la operación, ordenó practicar una revisión a Morales Franco, quien se encontraba en la zona de comida. Minutos después el oficial de apoyo se comunicó con el titular de la PF en el AICM y le informó que ya estaba con Morales Franco y que procedería a revisarlo. Hasta entonces ambos mantuvieron abierta la comunicación por radio y el titular escuchó a su oficial ordenarle en dos ocasiones a Morales Franco que se abriera la chamarra. Enseguida, el jefe de la operación confirmó que era positivo que Zeferino tenía la droga. El titular le indicó que procediera a detenerlo, pero pocos minutos después perdió la comunicación con los agentes operativos, por lo que se dirigió a la T-2 y se percató de que había dos personas abatidas y una más herida. Según Cárdenas Palomino, en ese momento las cámaras de videovigilancia –operadas por la subdirección de seguridad del aeropuerto, dependiente de la dirección del AICM– fueron orientadas a otro lugar, para que no registraran lo que estaba sucediendo. Mencionó que de acuerdo con información aportada por testigos, se determinó que al momento de que Zeferino Morales fue aprehendido por los dos federales, estos fueron sorprendidos por la espalda por el oficial Daniel Cruz García. La SSP señaló que el tercer suboficial que repelió la agresión resultó herido y más tarde perdió la vida. Los agresores huyeron de inmediato. A través de los videos de los establecimientos cercanos al AICM se ubicó a Morales Franco y a Cruz García, quienes abordaron un taxi en la avenida Hangares y abandonaron el lugar. De forma paralela, las cámaras de la terminal aérea captaron cuando Felipe Lugo, jefe de turno de la PF, salió de manera intempestiva del aeropuerto en una camioneta. A él se le identificó como jefe de la red de narcotráfico en la terminal, pues se detectó que después del incidente Zeferino Morales trató de comunicarse con aquel. Luego de detallar los hechos, el jefe de Despliegue Regional de la PF aseguró que en el AICM no opera ningún cartel, sino que se trata de una red de narcotraficantes independientes de Lima, Perú, que operan de manera coordinada con otras autoridades de la terminal aérea y de la misma corporación, mismas que ya están siendo investigadas.

Comentarios