"Rápido y Furioso": procurador de EU no será enjuiciado por desacato

viernes, 29 de junio de 2012 · 18:26
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que la Cámara de Representantes declaró en desacato al procurador Eric Holder, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dejó en claro que no procesará al funcionario. Ayer jueves la Cámara de Representantes declaró en desacato al procurador general de Estados Unidos, Eric Holder, por negarse a entregar documentos relacionados con el frustrado operativo “Rápido y Furioso”, mediante el cual autoridades de ese país permitieron el ingreso ilegal de más de 2 mil 300 armas largas a México, una de las cuales fue utilizada en el crimen de un agente estadunidense en territorio mexicano. Para el Departamento de Justicia la negativa de Holder a entregar documentos sobre el fallido operativo no constituye un acto criminal. A través de una carta que envió al presidente de la Cámara de Representantes y líder de la oposición republicana, John Boehner, el Departamento de Justicia precisó que no presentará el emplazamiento por desacato. “El Departamento ha determinado que la respuesta del procurador general al emplazamiento emitido por el Comité de Vigilancia y Reforma Gubernamental no constituye un crimen. Así, el Departamento no presentará el emplazamiento por desacato (de la Cámara Baja) ante un Gran Jurado ni tomará ninguna acción para procesar al procurador general”, dijo el subprocurador James Cole, en una carta que envió la noche del jueves a la Cámara de Representantes. En el mismo sentido se pronunció Jay Carney, vocero del presidente Barack Obama, en una charla con periodistas. Dijo que el proceso contra Holder no ocurriría en estas circunstancias. Desde 2011, el procurador Holder se ha negado a entregar documentos al Comité de Vigilancia de la Cámara de Representantes sobre el operativo. Holder ha señalado que los documentos solicitados no pueden ser compartidos con el Comité de Vigilancia, pues están protegidos por el principio de separación de poderes entre la rama ejecutiva y legislativa en Estados Unidos. La negativa orilló a la Cámara a declarar en desacato al procurador.