Ejecutan a cuatro en Nuevo León; dos eran hijos de exjefe policiaco

domingo, 3 de junio de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- Cuatro jóvenes, dos de ellos hijos de un excomandante de la Policía Municipal de Guadalupe investigado por nexos con criminales, fueron asesinados a tiros la noche del viernes en San Nicolás, al norte de la capital. Tres de los fallecidos formaban parte de un grupo de rap local denominado “Mente en Blanco”. Uno de los sicarios fue detenido minutos después del multihomicidio y confesó estar relacionado, además, con la muerte de cuatro personas el lunes pasado en una fonda del centro de la ciudad. El viernes a las 21:00 horas, en la calle Corregidora, entre Conductores y Hércules en la colonia Hacienda Los Morales, los cuatro jóvenes se encontraban a bordo de una camioneta Nissan color amarillo. Luego, varios pistoleros los rodearon, les ordenaron bajar del auto y los ejecutaron a balazos. Las víctimas son Adán Zapata Mireles, de 21 años; Jesús Serna González, de 25; y los hermanos Diego Salvatore y Héctor Daniel Almaraz Huerta, de 20 y 19 años, hijos del excomandante José Santos Almaraz Ornelas, quien fuera secretario de Seguridad de Guadalupe en el trienio de Cristina Díaz Salazar, actual secretaria general del PRI. Héctor Daniel fue llevado con vida a un nosocomio local, pero falleció la madrugada del sábado. Adán, Iván y Diego integraban el grupo de rap local “Mente en Blanco”, que interpretaba temas relacionados con la violencia en las calles. Minutos después del ataque, en un retén para detectar autos robados establecido por la Agencia Estatal de Investigaciones en las calles de Ruiz Cortines y Félix U. Gómez, fue detenido Ismael Ordaz, a quien le encontraron armas y cartuchos. Además de reconocer su participación en el asesinato de los cuatro jóvenes, dijo que acribilló el lunes por la tarde en el restaurante Menudo Don Santos, del Mercado del Norte, en Monterrey, a tres vendedores de droga de un grupo rival y a un inocente que pasaba por el lugar. El 18 de noviembre de 2009, después de que concluyera el mandato de Cristina Díaz en octubre de ese año, Almaraz Ornelas, quien era encargado de Seguridad de Guadalupe, fue detenido por presuntamente dar protección a Los Zetas. Junto con él fueron arrestados, acusados de lo mismo, los secretarios de Seguridad de Monterrey, Amadeo Flores y Alejandro Esparza, de Montemorelos. Los tres fueron enviados al penal de Almoloya, pero quedaron en libertad poco después por un amparo.

Comentarios