"Regatea Fox apoyo a Vázquez Mota", dice AMLO

domingo, 3 de junio de 2012

COMITÁN, Chis. (apro).- El candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, dijo que uno de sus primeros decretos presidenciales, si gana la elección del 1 de julio, será declarar el 2013 como Año de la Democracia y la Libertad, en honor a Francisco I. Madero y Belisario Domínguez, quienes hace 99 años ofrendaron sus vidas por una mejor nación.

En Ocosingo, el aspirante de las izquierdas se refirió al llamado que hizo este domingo el expresidente panista Vicente Fox para apoyar al candidato presidencial del PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto.

Ante miles de indígenas, tzotziles y tzeltales expresó: “Fox declara hoy que a mí me están inflando, y fíjense lo que son las cosas, es el mundo al revés, está llamando a que se apoye a Peña, si se dan cuenta lo que esto significa, haciendo a un lado a la candidata de su partido, regateándole el apoyo a la candidata”.

En su segundo y último día de campaña por Chiapas, el político estuvo primero en Comitán, lugar donde nació el médico, periodista y político Belisario Domínguez, quien fuera ejecutado por los esbirros del golpista Victoriano Huerta en octubre de 1913, tras intentar leer a Madero un discurso en el que cuestionaba su mandato usurpador y traidor.

En la cuna del prócer chiapaneco, el tabasqueño dijo que de llegar a Los Pinos unos de sus primeros decretos será firmar ese acuerdo para que el primer año de su gobierno sea el Año de la Democracia y la Libertad.

Dijo que México está lleno de buenos ejemplos, de héroes mexicanos cuya historia no ha sido divulgada con tal ahínco.

Señaló además que la historia de Belisario Domínguez está vinculada a la historia de Francisco I. Madero, quien luchó contra el porfirismo y se perfiló como un presidente demócrata que fue traicionado por Huerta.

Reseñó ese pasaje de la historia mexicana e insistió en que para él es relevante estar en la tierra y cuna de uno de los héroes nacionales de México, y que el 2013, justo cuando se cumplan los 100 años en que fueron martirizados, será un año singular para celebrar la democracia y la libertad.

Aseguró que en su gobierno se respetarán todas las libertades políticas y sociales, que no ejercerá un gobierno con autoritarismos, que se va a garantizar la plena libertad, que nadie será perseguido ni hostigado ni acosado desde los órganos del gobierno.

Ningún periodista ni medio de comunicación será censurado, ningún medio será hostigado, agregó.

Prometió que habrá libertades plenas, se pugnará por la democratización de los medios de comunicación y que a nadie se le impondrán políticas editoriales.

“No habrá expropiación de medios. Pero eso sí, habrá libertad de competencia. Ya no va haber monopolios en los medios de comunicación, pues en una democracia siempre hay y debe haber competencia”, afirmó el candidato del PRD-PT-Movimiento Ciudadano, quien estuvo acompañado de la candidata a gobernadora de Chiapas, María Elena Orantes López.

López Obrador, al igual que ayer sábado en conferencia de prensa, se dijo sorprendido de que en la tierra de Belisario Domínguez, mártir de la democracia y la libertad de expresión, no existan libertades plenas.

Criticó a los medios de comunicación que le han cerrado las puertas a su presencia en Chiapas y sobre todo a los que tienen vetada a la candidata Orantes López.

“No existimos, no aparecemos. ¡Qué increíble!”, ironizó.

Indicó que el candidato del PRI a la gubernatura de Chiapas “se está pasando de la raya” con su excesiva campaña electoral al contaminar visualmente todo el estado con espectaculares y gallardetes.

“¿Qué le pasa a éste? Mucho dinero, eso no es de gratis. Alguien terminará pagando todo eso finalmente”, expresó.

Por su parte, Orantes López denunció que aun cuando tiene menos espectaculares y gallardetes respecto a los que ha exhibido el aspirante del PRI-PVEM, Manuel Velasco Coello, hay una intención clara de “desaparecerla”, pues se ha documentado la destrucción de sus promocionales.

Marcha anti Peña en San Cristóbal

En San Cristóbal de las Casas, a unos 90 kilómetros de donde estuvo Andrés Manuel López Obrador, unos 600 jóvenes se movilizaron para protagonizar la marcha anti Peña Nieto.

Con mantas y consignas, cientos de jóvenes arribaron a la Plaza de la Resistencia, como se le llama a la plaza de la Catedral, donde expresaron su repudio al abanderado priista.

“Votar por EPN es votar por la represión”, “Si hay imposición, habrá revolución”, “Libro mata copete”, “Ni un voto a Televisa”, “Apaga la tele, enciende tu mente”, decían algunas de las pancartas que enarbolaban.

En el acto también mostraron su repudio a los candidatos locales del PRI y el PVEM. Sólo el aguacero pudo dispersar a los jóvenes que manifestaron su rechazo a la supuesta manipulación de los medios de comunicación como Televisa y TV Azteca.

Comentarios