El segundo debate será más dinámico: Javier Solórzano

jueves, 7 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El periodista Javier Solórzano Zinser, quien moderará el segundo debate entre los cuatro candidatos presidenciales, informó que, a diferencia del primer encuentro, el formato propuesto por el Instituto Federal Electoral (IFE) será de mayor dinamismo e interacción. Solórzano comentó en entrevista de radio con el conductor Joaquín López Dóriga, que el segundo debate que se celebrará el próximo domingo 10 en la Expo Guadalajara contará con mayor capacidad de maniobra. El periodista explicó que para esta ocasión los candidatos podrán preguntarse directamente, pero sin interrumpirse entre sí. Para dar paso a la réplica será el mismo conductor quien marque la pauta a que cada aspirante inicie su participación. “En caso de que no quiera responderla, el candidato que levantó la mano podrá hacer una referencia de que no quisieron aceptar la pregunta”, comentó. Solórzano precisó que las reglas en las que este encuentro se desarrollará fueron determinadas a través de una comisión técnica. De acuerdo con lo aprobado en el IFE, el segundo debate estará dividido en cinco bloques: la presentación inicial, tres bloques temáticos y las conclusiones. En el caso del primero, éste tendrá una duración de dos minutos y 30 segundos, participación que se sorteará previamente, donde cada candidato extraerá de una urna un papel que indicará el número de su participación y que derivará la participación en cada uno de los bloques. En cuanto a los bloques temáticos, en el primero se abordará política y gobernabilidad; en el segundo se hablará acerca del desarrollo-desarrollo sustentable, y, por último, se destinará el bloque a México en el mundo. Cada uno de estos bloques tendrá una duración máxima de ocho minutos con 30 segundos para cada uno de los candidatos, por lo que una vez agotado este tiempo no podrán volver a participar. Los relojes que marquen el acumulado del bloque así como el tiempo transcurrido por cada aspirante, podrán ser vistos por el público, pues ambos se exhibirán en la pantalla de los transmisores. Al momento en el que los candidatos se cuestionen, ambos involucrados serán transmitidos en la pantalla. El bloque final, donde podrán exponer sus conclusiones, será sorteado y cada candidato contará con dos minutos y 30 segundos para exponer sus ideas, las cuales –supone el periodista– podría ser directo a la cámara y hablando a la ciudadanía para que le destine su voto. El segundo debate tendrá una duración aproximada de dos horas con 15 minutos. Al salón donde se realizará el segundo encuentro sólo entrarán los aspirantes presidenciales con un acompañante. Se usará un atril y los micrófonos serán abiertos sólo cuando cada uno hable. No habrá edecán y será el mismo conductor el responsable del sorteo de los turnos que tendrán los aspirantes. Para este segundo evento habrá cámaras móviles de tal manera que se podrá ver la reacción de los otros candidatos cuando alguno de ellos tome la palabra o los documentos y fotografías que quieran llevar.

Comentarios