Balaceras, ataques y enfrentamientos dejan 36 muertos en el país

miércoles, 11 de julio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Una intensa jornada de violencia, en diferentes hechos presuntamente relacionados con el crimen organizado, dejó un saldo de 36 muertos en ocho entidades del país. En Chihuahua fueron asesinadas siete personas, entre ellas un jefe policiaco del poblado de Julimes que fue “levantado” la noche del martes al salir del juzgado local del Distrito Abraham González, ubicado en Delicias, y encontrado muerto en el municipio de Meoqui. El comandante, identificado sólo con los apellidos Villicaya Pacheco, acudió a rendir una declaración y cuando salió del juzgado fue secuestrado. Su cuerpo fue encontrado en un camino de terracería que comunica a la comunidad de El Torreón con Nuevo Loreto, en Meoqui. Tenía dos tiros en la cabeza y huellas de tortura, estaba atado con alambre de púas y un torniquete en el cuello. En otros hechos, el cuerpo decapitado de una mujer de aproximadamente 24 años fue hallado alrededor de las 02:00 horas dentro de una bolsa de dormir a un lado del cuartel militar, ubicado en el camino conocido como la Cruz Verde en el poblado serrano de Ciudad Madera, 300 kilómetros al noreste de Chihuahua capital. La cabeza fue localizada dentro de una hielera a un kilómetro de distancia, en la glorieta de acceso al poblado, de apenas 20 mil habitantes, en el cruce de Prolongación y Tercera. En Ciudad Juárez fueron hallados los cadáveres de cuatro personas más, dos de ellas en un área de sembradíos de algodón ubicada en la colonia Riveras del Bravo etapa 8. Los cuerpos estaban envueltos en sábanas dentro de la cajuela de un vehículo con heridas producidas por arma blanca. Un hombre más, identificado como Miguel Ángel Ríos Vargas, de 38 años, fue ejecutado en el kilómetro 21 de la carretera a Ciudad Juárez y otro de nombre Manuel Rodríguez García, de 52 años, fue asesinado a balazos dentro de una clínica particular en la misma ciudad. En tanto, en la ciudad de Delicias el cadáver de un hombre con un disparo en la frente fue arrojado a un canal de riego. En una colonia popular de Guamúchil, Sinaloa, fueron encontrados los cuerpos de cuatro hombres, atados de pies y manos; tenían impactos de bala. La Policía Municipal de Salvador Alvarado informó que los cadáveres fueron abandonados durante la mañana por desconocidos en una de las calles de la colonia 20 de Noviembre. Además, en la comunidad de Chinitos, municipio de Angostura,  fue asesinado con disparos de fusiles AK-47 un policía municipal, identificado como Jesús Manuel. De acuerdo con la Policía Ministerial, el uniformado fue ultimado por dos sujetos. En Monterrey, Nuevo León, siete personas fueron asesinadas en distintos hechos violentos registrados en esa capital. Aproximadamente a las 16:30 horas, tres hombres fueron asesinados a balazos en las calles Contrabajo y Clavicordio por sujetos que se trasladaban en varios vehículos. Minutos después, en la colonia Colinas de Valle Verde, dos agentes de Tránsito de Monterrey, Robin de Jesús Lara y José Luis Garza, quienes circulaban en una patrulla, fueron asesinados a tiros. Cerca de ahí, la policía encontró el cadáver decapitado de otro hombre. Por la madrugada, dos hombres fueron atacados a balazos en la colonia Industrial de la capital. Uno de ellos falleció y el otro fue llevado a la Cruz Roja donde lo reportaron grave. En Ciudad Victoria, Tamaulipas, una serie de enfrentamientos entre militares y presuntos delincuentes dejó un saldo de al menos cuatro muertos. Desde las 14:00 horas se reportaron disparos producto de una persecución que comenzó en las inmediaciones del estadio Marte R. Gómez, al poniente de la ciudad. Los presuntos delincuentes fueron perseguidos por patrullas de soldados y agentes ministeriales. Durante la persecución, al menos tres vehículos de civiles fueron chocados por los delincuentes en su intento por escapar de los soldados. Finalmente, en la plaza de Guerrero los militares abatieron a tres de los presuntos delincuentes, confirmó un vocero de la Fiscalía estatal. Sobre la avenida Carrera quedó muerto otro presunto delincuente, por los disparos de los soldados. En Guadalajara, Jalisco cuatro personas fueron ejecutadas y dos más resultaron lesionadas, tras un ataque perpetrado por una docena de sicarios encapuchados a una vivienda localizada en la calle de Ramón Corona, en la colonia San Pascual del municipio de Chimaltitán, a uno 240 kilómetros de la capital. De acuerdo con informes de la Dirección de Seguridad Pública de esa población los fallecidos fueron: Salvador Bramasco Escatel, de 55 años; Valentín Bramasco Escabel, de 18; Jaime Solís Bramasco, de 19; y Fredy Pascual Bramasco, de 19. En Morelos, en poco más de media hora, un comando realizó tres ataques y dejó un saldo de tres muertos. El principal ataque se registró contra el casino “Caliente”, ubicado en la colonia Del Empleado sobre la avenida Domingo Diez. Ahí murió un joven que trabajaba como valet parking. Posteriormente, sobre la calle Gobernadores y frente a Plaza Cuernavaca, ubicada en la colonia Lomas de la Selva, al parecer los mismos sicarios dispararon contra una persona que se encontraba en una parada de camión, misma que murió por varios impactos de bala. Un tercer cuerpo de un joven de entre 25 y 30 años fue encontrado en la calle Vía del Ferrocarril, colonia Patios de la Estación con siete impactos de bala de alto calibre. En Veracruz, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que tres presuntos delincuentes fueron abatidos tras un enfrentamiento con elementos del Ejército en el municipio de Pánuco, al norte del estado. Durante esa acción, personal adscrito a la XIX Zona Militar logró poner en libertad a cinco personas que presuntamente estaban secuestradas. En otro hecho, en las calles de Constituyentes y Collado del asentamiento Ortiz Rubio, en Xalapa, fue encontrado el cuerpo de un hombre envuelto y amarrado de pies y manos; tenía heridas de un objeto punzocortante. Otro más fue hallado en una banqueta frente a la escuela secundaría técnica industrial, en la colonia Miguel Alemán, al norte de la ciudad. También se encontraba amarrado y su rostro cubierto con cinta. En la colonia Hank González del municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, fue localizado el cuerpo de un hombre de entre 25 y 30. Vecinos de la zona informaron del hallazgo del cuerpo cuyo rostro se encontraba cubierto con cinta canela y presentaba al menos cinco balazos en la cabeza.

Comentarios