Designa el Papa a Óscar Roberto Domínguez nuevo obispo de Ecatepec

martes, 17 de julio de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).—El Papa Benedicto XVI designó como nuevo obispo de Ecatepec a monseñor Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, quien vendrá a sustituir en el cargo al controvertido obispo Onésimo Cepeda. La noticia del nombramiento fue publicada por el diario del Vaticano L´Osservatore Romano y retomada hoy por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través de un comunicado de prensa. En este comunicado, se detalla la carrera eclesiástica de Domínguez Couttolenc, quien está a cargo de la diócesis de Tlapa y es el actual tesorero de la CEM. El nuevo obispo de Ecatepec nació en la ciudad de Puebla en 1956. Ingresó al Seminario Mexicano de Misiones en 1972. Después estudió una licenciatura en filosofía y teología por la Universidad Intercontinental. Y en 1982 quedó incardinado al Instituto de Santa María de Guadalupe para las Misiones Extranjeras. Domínguez Couttolenc recibió la ordenación sacerdotal en junio de 1983. Y posteriormente estudió una maestría en Administración Educativa por la Universidad La Salle, en la ciudad de México. De 1983 a 1986, fue promotor vocacional, encargado de animación misionera y vicario en la parroquia de María Madre de la Iglesia, en la arquidiócesis de Monterrey. De 1986 a 1991 se fue a trabajar como misionero a Kenia, donde fungió como primer Consejero de dicha Misión, y además trabajó en las parroquias de Abosi y Mulot, en la diócesis de Ngong de dicho país africano. Después, de 1991 a 2003, fue ecónomo general del Instituto de los Misioneros de Guadalupe, así como director administrativo y jurídico de la Universidad Intercontinental en México. En marzo de 2007, el Papa Benedicto XVI le dio su primer cargo episcopal, al nombrarlo obispo de la diócesis de Tlapa, cargo que ocupa hasta el momento, en espera de que asuma su nuevo cargo como obispo de Ecatepec. A la vez, desde 2009 Oscar Roberto Domínguez Couttolenc se viene desempeñando como tesorero general de la CEM y como integrante de la Dimensión de Creación de Diócesis y Provincias Eclesiásticas. También es titular del Consejo Nacional de la Basílica de Guadalupe. Este año, el anterior obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, solicitó su renuncia al cargo por haber cumplido 75 años de edad. Y de inmediato el Papa Benedicto XVI se la aceptó, no le dio un “periodo de gracia” como suele hacerlo con los obispos dimitentes. Se dice que la inmediata remoción de Onésimo se debió a que éste fue un obispo incómodo para la Iglesia por sus alianzas con el poder político y empresarial, por su frívola vida privada y por haber protagonizado escándalos de corrupción, el último fue haberse apoderado –al parecer ilícitamente—de una valiosa colección de obras de arte que eran propiedad de la empresa Arthinia Internacional.

Comentarios