Exagentes federales, los detenidos tras balacera en Monterrey

jueves, 19 de julio de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- Los tres ladrones detenidos el miércoles 18 en una balacera al poniente de esta capital, son exelementos de la Policía Federal (PF), y no agentes en activo, aclaró esta noche el vocero de Seguridad del estado, Jorge Domene. Al corregir la información que dio esta mañana, la fuente dijo que la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) inicialmente supuso que  Efraín Sánchez Hernández, Pablo Lara Araiza y Brenda Carolina Guzmán Morales eran trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, como se identificaron. Sin embargo, al ahondar en la indagación, encontraron que los tres detenidos tras una balacera a las 16:30 horas en la avenida Gonzalitos y Paseo de los Leones, habían causado baja de la corporación desde hace 45 días, dijo Domene en entrevista a la televisión local. La autoridad ministerial aún no ha encontrado los motivos por los que los tres presuntos delincuentes fueron separados de la SSP federal. Sin embargo, confirmaron que el vehículo Optra que los transportaba al momento de robar sin violencia 12 mil pesos al cliente de un restaurante, tenía placas sobrepuestas, aunque sin reporte de robo. Además, son investigados para determinar si participaron en otros asaltos, dijo la fuente. De cualquier manera, los tres se encuentran detenidos y serán procesados por el despojo del dinero, por la matrícula falsa y por intercambiar fuego con agentes ministeriales cuando pretendieron escapar. En el incidente, uno de los asaltantes recibió un balazo en la espalda y la mujer un rozón en la cabeza, aunque son reportados fuera de peligro, confirmó Domene Zambrano. De acuerdo con el relato dado a conocer hoy, escoltas del procurador Adrián de la Garza que circulaban por Gonzalitos fueron notificados del asalto cerca del área donde estaban. En la búsqueda, vieron a personas armadas, vestidas de civil, que circulaban en un Optra color arena. Cuando los ocupantes del coche recibieron la orden de detenerse, exhibieron sus armas, lo que desató la balacera. El dinero que traían fue robado a uno de los clientes del restaurante que lo guardaba en un maletín. Al parecer, el efectivo fue olvidado por su propietario, lo que fue aprovechado por los agentes para llevárselo, señaló Domene.  

Comentarios