"¡Hasta cuando vas a despertar, México"!, el clamor de #YoSoy132

lunes, 2 de julio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La cita era a las dos de la tarde. De a poco, jóvenes del colectivo #YoSoy132 fueron llenando la explanada de la Estela de Luz, la misma que el miércoles 23 de mayo los vio fundirse, entre instituciones públicas y privadas, como el movimiento estudiantil más importante de un proceso electoral en México. Sin otro recurso que su voz indignada y la creatividad, comenzaron el ritual que viste cada una de sus movilizaciones. En pedazos de cartón, con pinturas de colores, escribían su enojo: “Gracias IFE por ser cómplice, una vez más, de tanta injusticia, tanta sangre, pobreza extrema y desempleo en el país” o “¡Hasta cuándo vas a despertar, México, hasta cuándo!”, se leía de ellos. Evocaron a Carlos Fuentes: “Peña Nieto tiene derecho a no leerme. Lo que no tiene es derecho a ser un presidente ignorante”, se repetía en las cartulinas. De golpe, cercanas las tres de la tarde, ya eran cientos, miles. Encabezados por miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, tragedia que, seis años después de ser desatada en el Estado de México, dio identidad, el viernes 11 de mayo pasado en la Universidad Iberoamericana, a lo que hoy es el movimiento. Iniciaron el camino con un contingente de más de 10 mil estudiantes. Con los pasos, desbordaron las banquetas y, camino al monumento a la Revolución, se fueron sumando las voluntades. Trabajadores, curiosos, jóvenes, adultos mayores, inconformes, emparejaban el camino, dejando estelas de júbilo en ventanas y balcones de donde llegaba la solidaridad a borbotones. De pronto eran 20 mil (cifras oficiales), y llovía. “La lluvia no nos va a parar”, arengaban. Fría la tarde, no tembló una sola voluntad. El aguacero intenso no los acallaba: “México, sin PRI, México, sin PRI”; “Aquí se ve, aquí se ve, que Peña Nieto presidente no va a ser”; “Si hay imposición, habrá revolución”. “Fuera IFE, fuera IFE”; “Enrique, entiende, no eres presidente”; “México votó y Peña no ganó”, iba y venía el eco. Como actos espontáneos, micrófono en mano, algunos miembros del movimiento han dicho que Enrique Peña Nieto no llegará a la Presidencia de la República. “No lo vamos a dejar”, se oía, sin ser un pronunciamiento oficial del movimiento, que decidirá su postura en la asamblea interuniversitaria del miércoles 4 de julio. “El movimiento es y seguirá siendo pacífico”, aclaraban los inconformes a todo momento. Ya en la Plaza de la República, democrático como es, el movimiento #YoSoy132 votó, con las manos al viento, la posibilidad de trasladar su protesta a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), para dar cuenta de las irregularidades que documentaron en la jornada electoral, o a la sede nacional del PRI, hacia donde, por decisión de la mayoría, cubiertos por la fría lluvia, marchan incendiados. * * * * * En Monterrey, Nuevo León, alrededor de 30 jóvenes de #YoSoy132 se manifestaron frente a la sede del Instituto Federal Electoral (IFE), donde denunciaron un presunto fraude en los comicios presidenciales y exigieron que sea revocada la candidatura a Peña Nieto. Con pancartas en mano, los inconformes se apostaron a las puertas del IFE en la colonia La Purísima, en el primer cuadro de Monterrey, y exigieron hablar con alguno de los consejeros electorales para exponerle las razones por las que pedían la destitución del aspirante priista. Autoridades del órgano electoral pidieron a los jóvenes que nombraran una comisión para que dialogara con el representante jurídico del IFE, Alejandro Herrera, pero los estudiantes rechazaron esa medida y semandaron que el funcionario saliera a atenderlos. Herrera se negó y, por tanto, el encuentro se suspendió. Una fuente anticipó que el Consejo local electoral sesionará el próximo miércoles 4 para validar los conteos de actas. Los integrantes del movimiento #YoSoy132 en Monterrey arribaron a la sede electoral a las 16:00 horas y llevaron un documento de cuatro cuartillas, con firmas que recolectaron durante la marcha que realizaron, para entregárselo al Consejo local. En el documento, dirigido a Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del IFE, pidieron “que se cancele de inmediato la candidatura del señor Enrique Peña Nieto que contiende para presidente de la República”. Acusaron al exgobernador del Estado de México de violentar el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) en su artículo 344, que habla sobre actos anticipados de campaña y el rebase de los topes de financiamiento establecidos por el Consejo General del IFE. Por ello, pidieron aplicar la sanción prevista en el artículo 354, fracción III de la misma ley, que establece que los candidatos infractores pueden perder el registro o, si ya lo tienen, sufrir su cancelación. También presentaron como pruebas diferentes direcciones electrónicas en las que, acusaron, hay videograbaciones que muestran a priistas comprando votos, agrediendo a contrincantes y repartiendo despensas. Los jóvenes rechazaron hablar con los reporteros porque, dijeron, a lo largo del periodo de campaña sus dichos han sido tergiversados y no querían ser víctimas de la desinformación nuevamente. Incluso algunos jóvenes impidieron a gritos a la reportera de Televisa, Pureza Marín, que efectuara entrevistas entre los presentes. La comunicadora pidió que le permitieran trabajar, pero los jóvenes acusaron a su empresa de tergiversar las noticias. La reportera optó por retirarse. En Veracruz, bajo un pertinaz aguacero, integrantes del colectivo y simpatizantes de López Obrador marcharon por toda la capital del estado para exigirle al IFE un conteo transparente de los votos. La resaca electoral, después del virtual triunfo del candidato de la coalición Compromiso por México, continua en Veracruz. En varias ciudades del estado decenas jóvenes protestaron o marcharon bajo consignas de inconformidad. “Proceso electoral, vergüenza nacional”, “Yo no vote por Peña” y “Esos son, esos son los que chingan la nación”, fueron los gritos que se replicaron en varias plazas públicas de Veracruz. En Xalapa, la marcha del #Yosoy132 partió con escasas 100 personas de la Facultad de Humanidades de la Universidad Veracruzana, pero se fue robusteciendo y multiplicando mientras recorrían la ciudad. Cuando llegaron al Consejo Local del IFE, en la avenida Sarabia y 20 de Noviembre, los manifestantes ya eran más de mil, y la precipitación pluvial provocó que llegaran con mayor enjundia. “¡IFE vendido, por eso estás jodido!”, gritaban los estudiantes en las oficinas del órgano electoral, primero en Ávila Camacho y dos horas después en Sarabia y 20 de Noviembre. Mientras lanzaban consignas a la prensa, los manifestantes denunciaban inequidad en la jornada electoral del domingo. En Palacio de Gobierno, donde despacha el gobernador priista Javier Duarte de Ochoa, los manifestantes también lanzaron consignas por el desvío de recursos públicos y la campaña anti-AMLO. La polarización de las elecciones en Veracruz comenzó desde el domingo 1 por la noche. El triunfo nacional de Peña Nieto, la victoria de Josefina Vázquez en el conteo estatal y la derrota estrepitosa del PRI en la capital del estado, a manos del PRD, tensó el ambiente entre los ciudadanos veracruzanos, cuyo principal canal de desahogo han sido las redes sociales. Con información de Luciano Campos Garza

Comentarios