Ataque contra la Policía Rural en Jalisco deja un saldo de tres muertos y seis heridos

miércoles, 1 de agosto de 2012
GUADALAJARA, Jal., (apro).- Una emboscada ejecutada contra elementos de la Policía Rural,  en los límites de Jalisco, Nayarit y Michoacán, en el municipio jalisciense de Santa María del Oro, dejó un saldo de tres presuntos sicarios muertos y seis agentes estatales heridos. El enfrentamiento se registró la noche del pasado martes, cuando elementos de la Secretaria de Seguridad Pública de Jalisco (SSP) realizaban labores de vigilancia sobre la referida zona y fueron atacados a balazos por parte de los presuntos delincuentes. Los sicarios viajaban en diferentes vehículos y ya esperaban a los uniformados para agredirlos con armas de fuego y granadas de fragmentación. Versiones extraoficiales indicaron que el grupo de agresores estaba conformado por más de 100 sujetos y se les reconoció como presuntos integrantes del cártel de los “Caballeros Templarios”. En el momento del atentado los policías estatales recibieron el apoyo de diversas corporaciones de la zona y se organizó un operativo para tratar de detener a los agresores, pero la mayoría logró escapar. En este operativo participaron elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), policías municipales de Zapopan, Guadalajara, Tonalá, Valle de Juárez, Mazamitla, Tuxcueca y Jocotepec y otras poblaciones. En su huida, los delincuentes abandonaron una camioneta y un fusil calibre 50; por su parte, la Policía Rural reportó la volcadura de una patrulla en el momento en que la unidad respondía al llamado de auxilio de los agentes sorprendidos por los delincuentes. En ese incidente dos policías resultaron con heridas leves. El 11 de julio, otro atentado contra agentes de la SSP en las inmediaciones del rancho Abasolo, en Santa María del Oro, derivó en la muerte de un presunto sicario. Igual que ahora, a la víctima se le relacionó con los “Caballeros Templarios”.

Comentarios