"Vargas intentó usar a Aristegui como ficha de cambio", revira Lozano

miércoles, 15 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El exsecretario de Trabajo, Javier Lozano, sostuvo que fue el empresario Joaquín Vargas, presidente de Multivisión (MVS), quien buscó utilizar a la periodista Carmen Aristegui como “ficha de cambio” a cambio de mantener la banda de 2.5 Gigahertz. Este miércoles, en entrevista colectiva en el Senado, Lozano Alarcón soltó: “Yo le dije: esto que estás haciendo, Joaquín, es un auténtico chantaje y no lo puedo permitir. Entiéndelo, con este gobierno no se chantajea, te sugiero que sigas negociando, porque si la usas como ficha de cambio, entonces sí te va a llevar la chingada”. Por la mañana, Vargas Guajardo rechazó que la banda de 2.5 Ghz esté subutilizada, como argumentó Pérez Jácome, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT). El empresario también se refirió al incidente en el que se vio involucrada Aristegui, de la que dijo el gobierno exigía una disculpa pública por su insinuación a un presunto alcoholismo del presidente Felipe Calderón, lo que derivó en su despido por parte de MVS. No obstante, admitió, ante la presión social fue renovado su contrato con la empresa para disgusto del gobierno calderonista. Sin embargo, hoy mismo Lozano Alarcón reviró que fue Joaquín Vargas quien lo buscó para “intimidar al gobierno” con la recontratación de Aristegui, a quien había despedido en febrero del año pasado, a cambio de que le concedieran las frecuencias pendientes de la banda 2.5 Ghz. El ahora senador panista electo sostuvo que fue el propio Vargas quien le pidió reunirse en su casa, un sábado, y dio a conocer algunos elementos que no coinciden. En principio, dijo que Vargas lo buscó para platicarle que había tomado la decisión de separar a Aristegui de los micrófonos, “por las afirmaciones sobre el presidente Calderón de aquellos días, animadas por declaraciones irresponsables de Gerardo Fernández Noroña”. Lozano agregó que Vargas se lo informó a él, no en su calidad de secretario del Trabajo que entonces desempeñaba, sino porque eran amigos. “Entonces me confió que ha tomado esta decisión porque Aristegui violó un código de conducta de la empresa y por eso tomó la decisión de separarla”. Agregó que en esa misma reunión, Vargas también le advirtió que tenía una gran presión de las redes sociales, de los medios, incluso a escala internacional, y que si no obtenía una pronta respuesta del titular de la SCT, Dionisio Pérez Jácome, en torno a las frecuencias en disputa, se vería obligado a recontratar a Aristegui. “Yo le dije: esto que estás haciendo Joaquín es un auténtico chantaje y no lo puedo permitir. Entiéndelo, con este gobierno no se chantajea, te sugiero que sigas negociando, porque si la usas como ficha de cambio, entonces sí te va a llevar la chingada”, soltó Lozano. Según el relato del ahora senador electo, Vargas le dijo que entonces iba a recontratar a Aristegui, precisamente porque no veía una respuesta favorable del gobierno. “Le respondí: haz lo que tengas que hacer, nada más que lo que hizo Carmen Aristegui, esa insinuación estuvo fuera de lugar”, ello en referencia en la que la periodista aludió al supuesto problema de alcoholismo de Calderón Hinojosa. Lozano sostuvo además que el empresario se comprometió a que Aristegui haría una disculpa pública por esas insinuaciones, lo que no ocurrió. “Y si queremos saber quién chantajea a quién, ahora que estamos en la revelación de conversaciones privadas, Joaquín Vargas me dijo que la contratación de Carmen Aristegui era para hacer contrapeso a Televisa, para tratar de minar su poder”.  

Comentarios