Guerrero: "levantan" a federal y dos amigos, los torturan... y ¡los dejan vivos!

domingo, 19 de agosto de 2012
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Tres hombres torturados, uno de ellos agente de la Policía Federal Preventiva (PFP), fueron encontrados al interior de una camioneta abandonada en las inmediaciones de esta capital, con narcomensajes dirigidos a elementos de esa corporación a quienes acusan de “secuestro” y “extorsión”. El hallazgo se reportó a las 09:00 horas de este domingo sobre la carretera estatal Chilpancingo-Tepechicotlán, a la altura de un recinto religioso, refieren reportes oficiales. En el lugar, fue localizada una camioneta color vino, modelo Escape, con placas de circulación MKT-83-04 del Estado de México, donde escribieron la leyenda “Soy PFP y qué” y colocaron varias cartulinas con los siguientes mensajes: “Gobierno federal, no les den charolas a pendejos. El pleito no es con ustedes, estos municipios son de calidad, no se cobra pisaje ni cuota, cuando vengan respeten a la ciudadanía”. Otra cartulina indicaba: “En estos municipios no se permiten secuestros, ni a los rateros, menos las extorsiones, entiendan”, señala el parte de la Policía capitalina. Al interior de la unidad estaban tres hombres desnudos, amordazados y con huellas de tortura, quienes fueron trasladados a diferentes hospitales de esta capital donde su estado de salud se reporta como grave debido a los golpes recibidos. Las víctimas se identificaron como Giovani Sánchez López y Giovanni Arzeta Soberanis, de 27 años, así como Diego Alberto Flores Mollines, de 25, quien dijo pertenecer a la PFP y estar adscrito al área Antisecuestros de esa corporación en el estado de Veracruz. En las cartulinas que dejaron los sicarios, acusan al presunto agente federal de pretender secuestrar a un hijo que procreó en el municipio de Mochitlán y de haber baleado a una persona en la comunidad de Colotlipa, municipio de Quechultenango, zona emblemática del narco en la región Centro de la entidad. De acuerdo con los datos proporcionados por el supuesto agente federal torturado, un grupo armado que opera en el municipio de Mochitlán, lugar vecino a esta capital, lo detuvo a él junto a sus dos amigos desde el viernes 17 y los torturaron durante dos noches en un lugar de esta zona controlada por el crimen organizado. Luego, los sicarios decidieron dejarlos en el lugar donde este domingo por la mañana fueron localizados al interior del vehículo, indican los reportes oficiales. Al lugar arribaron agentes federales, quienes se limitaron a documentar el hecho mientras que autoridades ministeriales realizaron las diligencias correspondientes. Hasta el momento, ninguna autoridad estatal o federal ha informado sobre la situación jurídica del elemento y tampoco se ha explicado el motivo por el que se encontraba de civil, fuera de su jurisdicción.

Comentarios