Pide Calderón no dar marcha atrás a concurso de plazas en el SNTE

lunes, 20 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón, convocó a padres de familia, profesores y sindicato magisterial a no dar marcha atrás en los concursos de plazas y aprovechó para fustigar a los gobernadores que, dijo, se guardan plazas para dárselas a sus amigos. “Quiero invitar a todos ustedes, a los padres de familia, en primer lugar, porque los papás somos los más responsables de exigir calidad para nuestros hijos, a que no permitamos que se dé marcha atrás en el concurso de plazas para maestras y maestros (sic), que no se vuelva a la época en que se regalaban esas plazas. “Quiero pedirles, también, a las maestras y a los maestros (sic), al sindicato, por el bien de México, que no permitan que haya una vuelta atrás ni permitan tampoco que, en las entidades federativas, haya gobernadores o haya gobiernos locales que no hagan concurso de maestros (sic) y que se guarden sus placitas para sus cuates”, expresó. Al acto de inicio del ciclo escolar 2012-2013, en la Secundaria técnica número 14 de esta ciudad, acudió la dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, y el secretario de Educación, José Ángel Córdova Villalobos, así como otros funcionarios del sistema educativo. Se trató del último arranque de actividades que compartirán el presidente Calderón y la lideresa gremial, pues el primero dejará el gobierno el último día de noviembre. Como ocurre lo hacer en la mayoría de sus discursos, Calderón se refirió a la violencia que se vive en el país. “Sean respetuosos de ustedes mismos y de sus compañeros. Es bien importante rechazar las prácticas de burla, de violencia, el bullying contra sus compañeros. Y si ustedes lo sufren, no duden en decirles a sus padres, no duden en decirles a sus maestros. Y a los maestros les pido que no permitan, que no toleren que se violente a una alumna o a un alumno, de palabra o físicamente, menos. No permitan que haya esa agresión, que haya bullying en las escuelas. “Si queremos erradicar la violencia en nuestro país, empecemos por erradicar la violencia en la familia y en la escuela”, dijo. Durante la ceremonia, en la cual la profesora Gordillo volvió a cometer varias pifias verbales a la hora de leer su discursos (dijo dos mil 35 mil en lugar de dos mil 35; y militación en vez de militancia), Calderón aprovechó para dar consejos de lectura a los alumnos de secundaria, dio instrucciones sobre cómo estudiar álgebra y recomendó a los niños y jóvenes que “pongan todo su corazón” en aquello que decidan hacer. Por su parte, Elba Esther Gordillo, consideró que la trascendencia histórica de Felipe Calderón no deja lugar a dudas, ya que “ha cumplido con su responsabilidad”, con “voluntad política y humana” y con un compromiso probado por elevar la calidad de la educación. Gordillo, mantuvo un tono complaciente para el presidente Calderón, a quien además reconoció porque en los seis años de gobierno, el inicio del período escolar se inauguró por sindicato y gobierno. Calderón, correspondió a “la maestra”, agradeciéndole su presencia en el acto, aunque no abundó en la conducta del SNTE respecto a su comportamiento en el sexenio. No obstante, Gordillo advirtió que las acciones realizadas no son suficientes y que el próximo gobierno debe entender que los cambios que se experimentan en el mundo no permiten procesos de reforma graduales, aludiendo directamente a la política educativa que a su juicio se debe modificar de golpe.

Comentarios