Liberan a prestanombres de Yarrington

martes, 21 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Los empresarios Napoleón Rodríguez de la Garza y Eduardo Rodríguez Berlanga fueron liberados, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) no pudo acreditar su participación en operaciones con recursos de procedencia ilícita. Señalados como presuntos prestanombres del gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, De la Garza y Rodríguez Berlanga fueron puestos a disposición de un juez federal, con sede en el penal federal de Occidente, ubicado en el estado de Jalisco. Sin embargo, el diario Reforma reveló que ambos empresarios recuperaron su libertad desde el pasado fin de semana. En su edición de este martes, el periódico señala que según informes ministeriales y de familiares, Rodríguez de la Garza abandonó la prisión federal el pasado viernes 17 y que Rodríguez Berlanga, La Conga, lo hizo el domingo 19. Este este último caso, el diario consigna que el empresario ni siquiera piso la prisión federal, como anunció en su momento la PGR. El permaneció en el Centro de Investigaciones Federales de la colonia Doctores, donde estuvo arraigado por 80 días. El Juzgado Séptimo de Distrito en Procesos Penales Federales de Jalisco concedió a Rodríguez de la Garza la libertad provisional bajo caución, tras garantizar una fianza, pues no es grave el único delito por el que fue sujeto a juicio, debido a que el arma que le aseguraron no es de uso exclusivo del Ejército. En relación con La Conga, el diario señaló que una fuente conocedora del caso dijo que desde hace dos semanas la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) le ofreció colaborar como testigo protegido en las investigaciones contra Yarrington y Eugenio Hernández, lo cual supuestamente aceptó. Sonia de Pau García, señalada también como prestanombres de Yarrington y exesposa del empresario tamaulipeco Fernando Alejandro Cano Martínez, quien es acusado a su vez en Estados Unidos de lavar dinero producto de los sobornos que pagó el cártel del Golfo a políticos de Tamaulipas, se acogió al programa de testigos colaboradores (protegidos). Involucrada también en la red de operadores financieros de Yarrington, la mujer se ofreció a apoyar a la PGR en sus investigaciones sobre la compleja madeja de prestanombres que utilizaban los exgobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores para “lavar dinero” proveniente del narcotráfico.  

Comentarios